ONU: LAS CONDICIONES EN GAZA EMPEORARON EN LOS DIEZ AÑOS DE CONTROL DE HAMAS Y BLOQUEO ISRAELÍ

Diez años después de que el Movimiento de Resistencia islámica (Hamas) asumió el control de la Franja de Gaza e Israel impuso el bloqueo a ese territorio, la población vive en condiciones cada vez más precarias y desesperadas, según según un informe de Naciones Unidas publicado hoy.
El equipo de la ONU en Palestina publicó hoy el informe, en el que conmina a Israel, a la Autoridad Palestina, a Hamas y a la comunidad internacional a actuar para impulsar el desarrollo sostenible y la reactivación de los sectores productivos de Gaza, así como a mejorar la libertad de movimiento de personas, bienes y servicios desde y hacia ese territorio.
El texto, según informa la web del organismo internacional, advierte que las proyecciones realizadas hace 5 años de una situación “invivible” para los habitantes de Gaza en 2020 empeoraron todavía más, porque el deterioro “se ha acelerado considerablemente”.
El coordinador de la ONU para Ayuda Humanitaria en los Territorios Palestinos Ocupados, Robert Piper, consideró que si bien los factores identificables son la toma del poder en Gaza por Hamas, las restricciones impuestas por Israel y la división administrativa de la Franja y Cisjordania, “existen también otras causas para ese sufrimiento”.
“Hay muchos actores involucrados y muchos de nosotros, incluyendo a la comunidad internacional, cargamos con parte de la responsabilidad de la situación en la que se encuentran hoy los civiles de Gaza”, agregó.
El estudio subraya el empeoramiento de los servicios de salud y la carencia de doctores e instalaciones hospitalarias.
Asimismo, señala que gracias al trabajo de la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA), Gaza ha mantenido estándares educativos altos pese a que las horas de clase se reducen a cuatro diarias.
También advierte que la única fuente de agua se habrá agotado sin remedio para 2020, a menos que se tomen medidas inmediatas para preservarla.
Piper reiteró el llamado a tomar medidas que reviertan el atraso en el que se hunde ese territorio y el desconsuelo de su población.
“La asistencia humanitaria, sobre todo de parte de la UNRWA, ayudan a frenar un poco la caída, pero el rumbo a un mayor sufrimiento es claro”, alertó.
El conflicto por el control de la Franja de Gaza comenzó en 2006, luego de que Hamas se impusiera por amplia mayoría en unas elecciones parlamentarias en las que obtuvo el control de la legislatura.
El resultado desencadenó tensiones que condujeron a un conflicto civil entre palestinos y que culminó con la expulsión de las fuerzas armadas de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), que apoyaban al presidente Mahmud Abbas y la división política y territorial palestina.
Hamas tomó por la fuerza el control de la Franja de Gaza, donde viven unos dos millones de palestinos.
Israel y Egipto impusieron un férreo bloqueo a esta franja costera, mientras Estados Unidos, la Unión Europea e Israel incluyeron a Hamas en la lista de “organizaciones terroristas”.