Por Pedro Américo Furtado de Oliveira Director de la oficina de país de la OIT en Argentina

Desde las cenizas de la Primera Guerra Mundial hasta el desarrollo de una era digital en las puertas del siglo XXI, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) cumple cien años dedicados a promover la justicia social. Además, este acontecimiento coincide con la celebración de los 50 años de la Oficina de país de la OIT en Argentina.

Una curiosidad: Argentina estuvo en la OIT antes de que la organización estuviera en Argentina, porque el país es un socio histórico y fundador de la agencia, a la que acompaña desde su creación en 1919.

Ya en los primeros 50 años de vida de la agencia, numerosas figuras destacadas de Argentina tuvieron lugares protagónicos en la OIT y fueron quienes, año a año, construyeron una sólida relación. Ellos prepararon el terreno para que la OIT finalmente pudiera inaugurar una oficina de enlace en Argentina, en 1969, cuando la OIT recibió el Premio Nobel de la Paz.

El Centenario nos ofrece una oportunidad única para repasar la historia y los logros de la OIT, que en el caso argentino estuvieron protagonizados por diversas personalidades en representación de distintos gobiernos, de organizaciones de empleadores y de trabajadores, quienes acompañaron el desarrollo de políticas y leyes laborales muy beneficiosas para la sociedad y demostraron un ejemplo virtuoso de cooperación internacional.

A su vez, estas conmemoraciones invitan a mirar hacia delante y pensar cómo vamos a construir el futuro del trabajo que queremos. Este tema particular ocupa un lugar central en los debates actuales sobre las políticas de todo el mundo, generando esperanzas y temores en igual medida. En esta línea, la agenda global de actividades del centenario estará marcada por ese desafío:

▪ El próximo 22 de enero, en Ginebra, se presentará el Informe de la Comisión Mundial sobre el Futuro del Trabajo, en un evento a cargo del Presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, y del Primer Ministro de Suecia, Stefan Löfven. El informe es la culminación de un proceso que inició en 2016 con una serie de diálogos nacionales sobre el futuro del trabajo en los Estados miembros de la OIT.

La Comisión Mundial fue constituida con el objetivo de analizar los resultados de los diálogos nacionales, como parte de una reflexión exhaustiva sobre la manera de lograr un futuro del trabajo que ofrezca oportunidades de trabajo decente y sostenible para todos.

Ese mismo día será el lanzamiento oficial de los actos de celebración de nuestro centenario.

▪ La 108a Conferencia Internacional del Trabajo se llevará a cabo del 10 al 21 de junio en Ginebra, discutirá este informe y además debería adoptar nuevas normas históricas para combatir la violencia y el acoso en el mundo del trabajo.

Av. Córdoba 950, Piso 13 (C1054AAV). Buenos Aires, Argentina | Teléfono (+54 11) 4393-7076 Correo electrónico: buenosaires@ilo.org Web: http://www.ilo.org/buenosaires

ORGANIZACIÓN INTERNACIONAL DEL TRABAJO Oficina de país de la OIT para la Argentina

▪ El 11 de abril se transmitirá un “Recorrido Mundial” de 24 horas en directo con eventos nacionales en 24 países, para celebrar la labor de la OIT en cuatro continentes, de Suva a Lima.

La fecha del tour mundial coincide con el aniversario de la sesión plenaria de la Conferencia de Paz de París que, el 11 de abril de 1919 adoptó el proyecto de Constitución de la OIT, la cual pasó a formar parte del Tratado de Versalles, firmado el 28 de junio de 1919 para poner fin a la Primera Guerra Mundial.

▪ Del 26 al 28 de junio, un evento especial en París en ocasión del 100o aniversario celebrará la contribución de la OIT a la firma del Tratado de Versalles. Una semana dedicada a la Protección Social está programada en la sede de la OIT en Ginebra, del 24 al 29 de noviembre, para presentar “100 años de seguridad social: el camino hacia la protección universal”.

Junto a estas iniciativas internacionales, la oficina de la OIT en Argentina también desarrollará una serie de actividades conmemorativas durante el año, con el esfuerzo y el compromiso de quienes son y fueron parte de la OIT en este país, junto con los representantes del gobierno, los empleadores y los trabajadores. Estas acciones pondrán en valor los numerosos logros y avances en temas prioritarios, como la libertad sindical, la reducción de la informalidad, la erradicación del trabajo infantil y el trabajo forzoso, entre muchos otros.

Creemos que Argentina y la OIT tienen un enorme potencial para seguir desarrollando el trabajo decente. Este camino debe tener como eje el diálogo social, una herramienta ya incorporada en la cultura del país. Es mi deseo para este año que podamos compartir este especial momento de la historia institucional y reflejar el empeño excepcional de hombres y mujeres que abrieron camino y fortalecieron al trabajo decente en Argentina.