Niños separados de sus padres en la frontera de EEUU

Entre sollozos, varios niños claman por sus padres: “¡mami!”, “¡quiero ir con papá!”, repiten, mientras se cuela en un llanto que apenas les permite respirar.

El sitio de noticias independiente ProPublica publicó una grabación en audio del interior de una instalación de la Patrulla Fronteriza en el que se escucha a niños llorar mientras que un agente bromea: “Tenemos una orquesta”.

“Yo no quiero que paren a mi papá, no quiero que lo deporten”, susurra una niña.

“Yo no me quiero separar de mi papi”, dice otra.

El agente fronterizo pregunta en español: “¿De dónde son ustedes?” El Salvador, Guatemala, respondían los niños, parte de los 2.342 menores que entre el 5 de mayo y el 9 de junio fueron separados de sus familias al ingresar clandestinamente al país, de acuerdo con datos oficiales repasados al Senado.

La medida desató una ola de indignación generalizada en Estados Unidos.

Una de las voces que más destaca es de una angustiada niña salvadoreña de seis años que suplica que llamen a su tía.

“Me puedo ir con mi tía por lo menos”, dice la pequeña.

“Tengo el número de ella”, agrega, explicando que lo había memorizado.

“Y mi mami después de que me venga a traer mi tía va a venir lo más pronto posible para irme con ella”.

(Fuente: NA)