MULTAN A TELEGRAM POR NO REVELAR EL CONTENIDO DE LAS COMUNICACIONES

Un tribunal ruso multó con 14.000 dólares a la plataforma de mensajería Telegram por la negativa de su fundador y director ejecutivo, Pavel Durov, de proporcionar la información necesaria para decodificar los mensajes de los chats.
El pasado 12 de julio, el Servicio Federal de Seguridad ruso le pidió formalmente al CEO de Telegram la información necesaria para decodificar los intercambios de mensajes entre seis usuarios del sistema y, después de que se cumpliera el plazo -una semana después-, la agencia gubernamental accionó legalmente contra Durov ante un tribunal.
Según informó el sitio de la agencia de noticias TASS, Telegram ni siquiera respondió al pedido original, pero ya anticipó que apelará la medida.
“El deseo del Servicio Federal de obtener acceso a la correspondencia privada es un intento de expandir su influencia a expensas de los derechos y libertades constitucionales de los ciudadanos”, consideró Durov este lunes en su página de la red social VKontakte (creada por él mismo en 2007).
El CEO de Telegram señaló que los pedidos del servicio secreto FSB “no pueden ser atendidos técnicamente” y que además se iría contra del artículo 23 de la Constitución de Rusia, que asegura el “derecho al secreto de la correspondencia, las conversaciones telefónicas, así como los mensajes postales, telegráficos y otros”.
“La decisión judicial puede ser apelada hasta el momento en que la demanda haya sido considerada por un juez familiarizado con la ley principal de Rusia, es decir la Constitución”, sostuvo Durov, y agregó que contrataría un equipo de abogados para enfrentar el proceso.