MIGUEL KIGUEL PRONOSTICÓ QUE EL PBI SE INCREMENTARÁ 3% EN 2017 Y QUE SEGUIRÁ CRECIENDO

23

El economista Miguel Kiguel se mostró hoy confiado en que la Argentina crecerá 3% en 2017 y que en los próximos años la economía seguirá subiendo a un ritmo de entre 3 y 4%, impulsado por la llegada de inversiones.
“El crecimiento es importante, se va a llegar al 3% estimado para este año”, dijo Kiguel esta tarde durante una charla con periodistas en la que presentó perspectivas del mercado de fondos comunes de inversión.
“La inversión va a crecer entre el 8 y 10% y esto va a impulsar el crecimiento de la economía. El año próximo Argentina va a seguir creciendo a un ritmo de un 3 o 4%”, aseguró el economista.
Kiguel habló de manera positiva sobre las perspectivas de la Argentina al tiempo que indicó que para 2019 la calificación de deuda mejorará hasta alcanzar el nivel BB, aunque aclaró que el “investment grade” llevará más tiempo.
“Argentina tiene una calificación B, lo que es bastante malo pero tiene chances de llegar al 2019 a BB. La calificación de Investment grade quedará para más adelante, para el próximo período de gobierno”, señaló.
Kiguel apuntó al cumplimiento de la meta de superávit fiscal como el eje principal en el que se debe enfocar la política del gobierno de Mauricio Macri. “La prioridad para el gobierno es cumplir con la meta de superávit fiscal”, dijo e insistió en “que se cumpla la meta fiscal es la señal que siguen los mercados y es el objetivo por donde pasa la confianza en la Argentina”.
“Argentina aún está en la agenda de los inversores”, aseguró Kiguel.
En cuanto a la emisión del bono soberano a 100 años de plazo, el economista señaló que el gobierno trató de buscar prestigio en el mercado pero advirtió que lo hizo a un alto costo.
“El Gobierno fue por el prestigio pero lo hizo a un alto costo. Los inversores miran la duración de un bono”, dijo el economista respecto a la colocación concretada la semana pasada.
Respecto del financiamiento Kiguel advirtió sobre el riesgo de seguir haciendo colocaciones en dólares. “Gran parte de la deuda es en dólares y eso es riesgoso”, dijo al tiempo que calificó de “buen trabajo” el financiamiento realizado en pesos el año pasado apuntando principalmente a los Bontes. “La Argentina hizo un muy buen trabajo el año pasado”, dijo.
También Kiguel apuntó a la necesidad de desarrollar el mercado de capitales local. Señaló que al estar tan determinados al financiamiento externo también deja a la Argentina más expuesta a los efectos de un “cisne negro” externo. Y profundizó que en el mercado exterior es donde existen mayor riesgo para la Argentina. Aunque también apuntó al resultado electoral como un factor local determinante para el mercado. “Los mercados no quieren el populismo”, sostuvo en relación al riesgo de que el Gobierno no logre un resultado electoral favorable en octubre próximo.
En cuanto a las metas de inflación, Kiguel dijo que los objetivos son “muy duros”, aunque despegó al Banco Central de la responsabilidad de haber fijado esa pauta.
“La estrategia de metas de inflación es del Poder Ejecutivo, el BCRA tiene la obligación de implementar los instrumentos necesarios para su cumplimiento”, subrayó el economista.
Respecto a los temas que él considera pendientes de resolución en la economía argentina, Kiguel dijo que “se debe reducir el dinero que destina a subsidios” a sabiendas de que la clase media es la más afectada con medidas de este tipo “ya que el sector más bajo de la pirámide se le sigue otorgando un subsidio social”.
También habló de la necesidad de continuar con la “apertura de la economía”. Calificó la economía Argentina como una plaza “mediana a chica, que no puede producir todo y en ese sentido se necesita importar” señaló pero advirtió que para lograrlo “el problema es el lobby de los sectores” que se verían afectados por la apertura.
Por último, al ser consultado sobre la posibilidad de que se lleve a cabo una reforma previsional, advirtió que se trata de “un problema mundial” y que sólo es posible encontrarle una respuesta si se lo trabaja como “una política de Estado”.