“El Estado no puede mostrar tolerancia alguna cuando alguien es atacado a causa de su fe o del color de su piel”, dijo la canciller al conmemorar el 80 aniversario de los ataques generalizados a las propiedades judías.

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente del país, Frank-Walter Steinmeier, llamaron hoy a defender la democracia y a mantener vivo el recuerdo del Holocausto como advertencia contra el antisemitismo y el racismo, al conmemorar el 80 aniversario de los pogromos nazis contra los judíos y el centenario de la fundación de la república.

“El Estado no puede mostrar tolerancia alguna cuando alguien es atacado a causa de su fe o del color de su piel. Trabajemos juntos para que algo como lo que ocurrió hace 80 años no se repita jamás”, dijo Merkel, vestida de negro, en el acto conmemorativo en la sinagoga central de Berlín.

(Fuente: Télam)