Mercado cripto 2021: razones para seguirlo de cerca

La Argentina tiene uno de los ecosistemas de criptomonedas más desarrollados del mundo. Acá, algunas claves para dimensionar su magnitud y estar atentos a lo que se viene de cara al 2021.

Por Andrés Ondarra, Country Manager de Bitso para la Argentina

América Latina es una de las regiones más fértiles para las criptomonedas, y muchos expertos y figuras de la industria están de acuerdo en ello. Andreas Antonopoulos, uno de los defensores de Bitcoin más importantes dentro del sector, afirmó en una entrevista que Bitcoin era un activo muy “adecuado” para la región. Asimismo, sostuvo que las criptomonedas son la “solución perfecta” a todo el sistema burocrático que se ha instaurado en la zona y que ha llevado a los altos índices inflacionarios que están afectando las finanzas del sistema productivo y de los individuos.

En tanto, la comunidad cripto argentina es una de las de mayor envergadura del mundo. De acuerdo con Statista, el país ocupa la cuarta posición en términos de penetración cripto, pero si se realiza un desglose por ciudades, CABA, según el mapa colaborativo CoinMap (elaborado por los propios usuarios y que muestra la ubicación de empresas y de servicios que aceptan criptomonedas), está en la cima del ranking en Latinoamérica. Este dato coincide parcialmente con un relevamiento realizado por Forbes en el 2018, donde en aquel entonces Buenos Aires aparecía en segunda posición.

Esto va de la mano de las 268 empresas fintech (versus poco más de 80 bancos), organizaciones rastreadas por el Estudio Fintech 2020: Ecosistema argentino, llevado a cabo con la colaboración de la Cámara Fintech Argentina. Y si se compara el número actual de fintechs con respecto al 2018, se ve un aumento de 133 empresas, es decir, un crecimiento de casi el 50 %. No es casual, pues, que diversas fuentes sostienen que hoy existen, por lo menos, 900.000 argentinos que ya ahorran e invierten en cripto de forma regular.

Aun considerando que la mayoría de las sedes de estas empresas se encuentran en la Ciudad de Buenos Aires, existe un gran número de fintechs localizadas en el interior del país, según el informe mencionado antes. Detrás de CABA en cuanto a cantidad de fintechs, vienen las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Mendoza. Además, el alcance en la oferta de productos y servicios fintech es variado, y 15 de estas empresas cuentan con una facturación  mayor a  $500.000.000.

En adición, se deben tener en cuenta las inversiones que han recibido empresas locales y que operan en el país. Bitso, por ejemplo, acaba de obtener U$S 62 millones por parte de Kaszek Ventures y de QED Investors para consolidar aún más sus operaciones en la Argentina y expandirse por Latam con foco en el Brasil. Lemon Cash, una empresa local que surgió en 2019, levantó recientemente US$ 1.3 millones.

En parte, todo esto es posible gracias al desarrollo que la industria Blockchain tiene en el país, donde cuatro empresas consultadas por la ONG Bitcoin Argentina ya facturan 5 millones de dólares, y seis están entre los 500.000 y los 2 millones. Por su parte, Mario López, cofundador de la Cámara Fintech Argentina, afirmó que “ya se puede hablar de una nueva industria fintech, con servicios apalancados en tecnología, en la que conviven varios participantes, desde fintechs y bancos tradicionales, neobancos, proveedores de software y gigantes tecnológicos”. Y, por supuesto, representantes Blockchain, como la empresa Koibanx, por citar un ejemplo.

Blockchain nos ha enseñado una forma diferente de pensar y se han roto barreras de resistencia. La gran diferencia hoy es que ya no necesitamos de la arquitectura tradicional cliente-servidor gracias a los contratos inteligentes. Y esto está transformando las finanzas de una forma inusitada.

A continuación, cuatro aspectos clave de cara al 2021, que consolidan a la Argentina como un país fundamental en cuanto a industria fintech.

 

Mayor adopción cripto

Según el informe Covid-19, cash, and the future of payments, hay un gran temor entre la población de infectarse con el Covid-19 a través del dinero en efectivo. Por eso la demanda de alternativas de dinero en efectivo ha crecido constantemente hasta la fecha. Aunque la posibilidad de que el virus se transmita por dinero en efectivo es considerada muy baja por los especialistas, como confirman estudios recientes, el BIS describe que la demanda de una alternativa al dinero en efectivo está aumentando rápidamente.

De acuerdo a la ONG Bitcoin Argentina, las transacciones online se triplicaron en marzo con respecto a enero de 2020. Según la consultora McKinsey, las perspectivas de desarrollo del sector eran del 6 % para 2020, pero ahora se prevé un 10 % de crecimiento anual. Mientras tanto, un informe de la compañía proveedora de Blockchain TokenInsight aseguró que, en el primer trimestre de 2020, el volumen de negocios superó un 314 % la media del mismo trimestre de 2019.

A nivel local, este ecosistema es uno de los más desarrollados en la región. Ya cuenta con 55 empresas y creció un 10 % de 2018 a 2019 (LaBitConf).

Asimismo, de acuerdo con el último informe publicado por el Centro de Finanzas Alternativas de la Universidad de Cambridge, las stablecoins son —en comparación con el resto de los desarrollos de monedas digitales— las de mayor crecimiento en los últimos dos años. La investigación denominada Global Cryptoasset Benchmarking Study sugiere, además, que los diversos proveedores de servicios —entidades dedicadas a los servicios de pagos, custodia u operaciones— consideran en la actualidad a las stablecoins como uno de los activos más importantes en todo el mundo.

En el caso de los usuarios argentinos de Bitso, por ejemplo, las cripto más demandadas son BTC y DAI. Luego son muy populares también, en orden, ETH, XRP, TUSD y LTC. Y en términos exclusivamente de reservas de valor, las preferidas son las stablecoins, particularmente DAI y TUSD. Con DAI, la criptomoneda estable preferida en el país, Bitso ha crecido, desde abril a noviembre, 506 % en operaciones y 4.550 % en lo que respecta a volumen de dinero operado contabilizado en U$D (datos solo de la Argentina).

 

Mayor inclusión financiera

Según el informe Global Findex 2017 del Banco Mundial, el 31 % de los adultos (1.700 millones de personas) en todo el mundo está clasificado como no bancarizado, ya que carece de una cuenta en una “institución financiera” o acceso a un “proveedor de dinero móvil”. La misma métrica, según información reciente del BCRA para la Argentina, es del 45 %, lo cual coloca al país entre los de índices más bajos de la región.

En este sentido, uno de los mayores beneficios de las criptomonedas y de tecnología Blockchain es la accesibilidad financiera y la liquidez, que son la primera condición para cualquier persona en el camino hacia el éxito de sus finanzas personales. Además, con stablecoins como DAI, cualquier individuo con una conexión a Internet puede obtener acceso a servicios que la ayuden a alcanzar sus objetivos económicos, tales como resguardar su capital y ahorrar fácilmente en un activo cuyo valor está emparejado al dólar.

Por su parte, dos tercios de los adultos no bancarizados poseen un teléfono móvil, lo que significa que tienen acceso instantáneo a criptomonedas y pueden realizar transacciones de igual a igual, de wallet a wallet de manera rápida y económica, sin intervención de terceros, sostienen desde MKRDAO.

En lo que respecta a Bitso, la compañía está abriendo la brecha entre la economía tradicional y la digital, a través de tecnología novedosa, segura, barata y de una manera transparente y accesible; que, en unos años, podrá democratizar los servicios financieros, para que cualquier persona pueda acceder a ellos, incluso el 55 % de la población que no posee ninguno de estos servicios.

Hoy en día, Bitso apuesta por la diversificación financiera. En tal sentido, ofrece diversas criptomonedas que se ajustan a cada perfil de inversor, por un lado, y ofrece distintas funcionalidades poderosas e integradas, por el otro, tales como Bitso app (diseñada para el uso cotidiano de cualquier persona), Bitso Alpha (diseñada para traders) y Bitso Transfer (diseñada para enviar y recibir pagos en cripto sin comisiones).

Mayor protección financiera ante la inflación

En el contexto actual, puede brillar el potencial de las criptomonedas. Mientras que los criptoactivos son todos diferentes, cualquier activo digital (como Bitcoin) que tenga un número fijo de unidades, solo puede ser deflacionario. Esto sucede porque solo hay 21 millones de BTC a ser minados, y por ende resulta ser un suministro diseñado para aumentar su valor con el tiempo, ya que en la medida que aumenta su demanda, el activo es cada vez más escaso.

Similar es lo que sucede con stablecoins como DAI, respaldada por múltiples colaterales que aseguran su valor siempre equivalente al dólar con independencia de la devaluación y de la inflación del país de que se trate.

En consecuencia, las criptomonedas tienden a ofrecer cierta inmunidad ante las fluctuaciones de los activos tradicionales, que si no llega a ser total, como en el caso de Bitcoin, sí es menor, ya que se trata de activos pensados desde el primer momento con alternativa contra la inflación. Así es que las cripto vienen a suplir la necesidad acuciante de resguardo de valor, superando otras opciones como bienes raíces, electrónicos, automóviles, dólar, euro, etc.

 

Talento argentino, entre los más competitivos y destacados del mundo

La Argentina es hoy uno de los diez países con mayor potencialidad en la industria del conocimiento, particularmente, en lo que refiere a firmas diversas que se dedican a actividades de ingeniería y ciencias; software; producción audiovisual; biotecnología; servicios geológicos; industria aeroespacial y satelital; servicios profesionales de exportación; nanotecnología y nanociencia; y empresas que trabajan en los rubros de la AI, la robótica y el IoT. Las exportaciones provenientes de estas compañías hoy representan U$S 6.000 millones, y se espera que, para el 2030, la cifra llegue a los U$S 15.000, de acuerdo con Argencon.

De hecho, el sector IT sigue creciendo a pesar del contexto macroeconómico y las empresas no dejan de contratar talento, tal como sucede con Bitso, que tiene búsquedas abiertas de forma permanente. Este rico ecosistema, que hoy emplea a unas 435.000 personas, a su vez, tiene la capacidad de repercutir positivamente en otras industrias, como la construcción, la textil, el agro, la automotriz y el comercio, incluidas también las entidades gubernamentales, educativas y de salud.

Según datos oficiales del sector, la tasa de retención de talento entre las fintechs trepó al 152 % entre enero y septiembre. Y la empresa Flexibility, dedicada a soluciones bancarias, estima que llegará al 172 % en diciembre, considerando los nuevos empleos creados en 2020. De hecho, de acuerdo con CESSI, el sector todavía necesita al menos 7.000 empleados para cubrir la demanda actual en el país.

El éxito digital será un elemento clave en la recuperación colectiva, y las criptomonedas desempeñarán un papel protagónico. Según el Índice de Inteligencia Digital, las economías digitales más dinámicas superaron significativamente la tasa de crecimiento de la OCDE en el segundo trimestre de 2020 en medio del confinamiento mundial. Así pues todos estos datos que, al fin y al cabo, solo son una pequeña muestra, ilustran el potencial que el mercado fintech en general y cripto en particular tendrá en 2021 para los argentinos.