Medida de fuerza provoca demoras en vuelos de Aerolíneas

Una decena de trabajadores agremiados en APTA inició hoy a las 7 de la mañana una asamblea sin aviso previo. Suspendió sus tareas y ha provocado ya demoras de más de una hora en al menos 10 vuelos del grupo Aerolíneas Argentinas.

La medida no ha tenido ninguna justificación y, hasta el día de ayer, había una mesa de diálogo permanente abierta con el sindicato que encabeza Ricardo Cirielli.

Los trabajadores son del área de Despacho, aquellos que supervisan el programa de vuelo y la carga de cada avión. Por regulaciones, en la Argentina, el despacho de los vuelos se hace en el lugar de despegue cuando en otros países se puede hacer en forma remota. Por esa razón, es que apenas una decena de personas puede trabar el trabajo de 12.500 empleados de Aerolíneas y provocar demoras a miles de pasajeros.

La empresa no ha recibido ninguna justificación ni explicación de la medida de fuerza y denunciará la misma ante el ministerio de Trabajo.

En el día de ayer, otro gremio aeronáutico, la Asociación del Personal Aeronáutico (APA), había recurrido a la misma metodología de convocar asambleas para generar demoras en los vuelos, situación que pudo ser resuelta por la compañía. Hace dos semanas, habían hecho lo mismo los pilotos agremiados en APLA.

Aerolíneas Argentinas está trabajando para intentar normalizar sus servicios y poder reubicar a todos sus pasajeros en vuelos del día de la fecha.