Durante los últimos días el movimiento en los bonos reflejó nuestra percepción de una reacción de neutral-positiva al anuncio de Cristina. En este punto, creemos adecuado tomar mayor precaución en activos argentinos hasta tener mayor claridad del escenario electoral. Preferimos esperar hasta conocer los candidatos, especialmente la estrategia de Alternativa Federal. En particular, conocer la decisión que tomará Massa, si mantenerse en la coalición o unirse al Unión Ciudadana, lo cual puede ser interpretado negativamente por los inversores. Alternativa Federal esta semana podría definir su candidato, y si el mismo surge por consenso o a través de una PASO. La convención radical será el 27 de mayo, donde se definiría si sigue la alianza en Cambiemos, a la vez que podría dar indicios de la potencial fórmula de Cambiemos. En este contexto, optamos por una posición más conservadora hasta tener mayor claridad de los espacios y los candidatos.

Por otra parte, la calma en los mercados internacionales es una condición necesaria para que la historia argentina sea sostenible, especialmente durante los próximos meses donde Cambiemos necesita mantener la estabilidad cambiaria. En las últimas semanas el riesgo se ha incrementado tras la disputa comercial entre China y EEUU, añadiendo presión a los activos.

(Por Ezequiel Zambaglione Head of Strategy de Balanz)