Mastercard y Banco Ciudad anunciaron su acuerdo de trabajo conjunto para brindar productos y soluciones de vanguardia a los clientes de la entidad bancaria. Esto permitirá lanzar tarjetas del Banco Ciudad Mastercard Sin Contacto, y realizar la primera migración masiva de tarjetas de banda magnética a la tecnología Mastercard Contactless. Se estima que, en esta etapa, Banco Ciudad emitirá unos 100.000 plásticos Mastercard Contactless, siendo el primer banco del país en lograr esta dinámica.

La incorporación de las tarjetas Mastercard Contactless traerá consigo múltiples beneficios para los clientes del banco: desde la facilidad y seguridad de este sistema de pago, hasta los descuentos de las Semanas Mastercard Contactless, con importantes ahorros en los comercios adheridos.

“A partir de la membresía directa de Banco Ciudad con Mastercard, todo nuestro análisis de datos y servicio de consultoría permitirán que el Banco avance con decisiones asertivas basadas en la necesidad de sus usuarios” explicó Agustin Beccar Varela, Gerente General de Mastercard Argentina. “Un ejemplo de ello es el recambio completo de sus plásticos Mastercard con banda magnética por aquellos con tecnología sin contacto, comenzando por clientes que, por cercanía y tipos de consumos, pueden utilizarlo más rápidamente. Además, es el primer banco en el país en lograr esta dinámica”, agregó.

Por su parte, Maximiliano Coll, subgerente general comercial de Banco Ciudad, manifestó: “Estamos incorporando nuevas tecnologías a todos nuestros productos y servicios para hacer más sencillas y ágiles las operaciones diarias de nuestros clientes, en este caso aplicadas a las formas de pago con tarjetas de crédito. A partir de esta alianza con Mastercard, avanzamos en la mejora de la experiencia del cliente en nuestras tarjetas de crédito, sumando nuevos beneficios al producto”.

La tecnología Contactless permite realizar pagos de manera rápida, fácil y segura, simplemente acercando la tarjeta a la terminal, sin necesidad de entregársela al cajero ni firmar comprobantes, en las compras de hasta $2.000. Además, el sistema por el cual se realiza el pago nunca transmite información sensible como el nombre del titular de la tarjeta, el código de seguridad de tres dígitos ubicado al reverso de la tarjeta, ni los datos de facturación como el código postal. En su lugar, junto con la información de la cuenta, se envía desde la tarjeta o dispositivo al lector un código de uso único para identificar la transacción.