Más pan y pastas, menos carnes, huevos y frutas es el “efecto cuarentena” en la dieta de los porteños, según una encuestas publicada hoy por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que señala que en el 68% de los hogares se cocinó más que lo habitual y el 76,8% se animó a una receta nueva.


Durante mayo de este año, el programa BA Capital Gastronómica, del Gobierno porteño, realizó de manera online una encuesta a adultos de la Ciudad sobre hábitos alimentarios y de consumo en el contexto del aislamiento social preventivo y obligatorio.


De todos modos, a pesar del aumento de los panificados y pastas, los porteños siguen considerando que mantienen una dieta saludable: “La mayoría de los encuestados (80,5%) considera que la alimentación en su hogar es bastante saludable o muy saludable. Dentro del tipo de hogar, la categoría muy saludable fue dos veces más frecuente en hogares unipersonales (21%) que en aquellos en los que habitan niños, niñas y adolescentes (10,4%)”, explicó el informe.

(Fuente: Télam)