MÁS DE 150 VEHÍCULOS POLICIALES REFORZARÁN LA SEGURIDAD EN LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES

Más de 150 motos, camionetas y hasta motos de agua serán asignadas a tareas de prevención del delito y rescates en las distintas dependencias policiales de la provincia de Buenos Aires, se informó oficialmente.
Los vehículos fueron presentados hoy en La Plata por el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, quien aseguró que “este es equipamiento que la policía y los bomberos se merecían para realizar su trabajo diario”.
En el acto –del que también participaron el jefe de la Policía de la provincia de Buenos Aires, comisario general Fabián Perroni, entre otras autoridades- se entregaron 100 motos BMW de 700 cilindradas destinadas a la Superintendencia de Seguridad Siniestral y 30 vehículos UTV para la costa atlántica y también para Siniestral.
También se destinarán 10 motos de agua para patrullar zonas costeras que serán designadas al área de Islas y Rescate y Salvamento, mientras que 10 camiones autobombas con capacidad de 500, 2.000 y 4.000 litros y un camión cisterna se destinarán también para Seguridad Siniestral y cinco camiones para la Dirección Provincial de Defensa Civil, quien además recibió dos grupos electrógenos con torre de iluminación.
Además se entregaron dos camionetas RAM para el Grupo de Prevención Motorizada. ​
Ritondo explicó que en el caso de la Superintendencia de Seguridad Siniestral “no se hacía una inversión tan grande desde el año ´94” y en el caso de policía de Islas, Emergencias y Defensa Civil “hoy estamos equipando como nunca se hizo antes”.
Además, el funcionario provincial destacó que “las motos entregadas son de alta calidad y específicamente preparadas para la función policial” y dijo que “hoy el Estado llega a lugares de los que parecía haberse olvidado, como el caso de las islas”.
“Le damos los elementos a la policía para que todos los días pueda luchar contra el narcotráfico y actuar en los casos de emergencias producto de las sequías o las fuertes lluvias” resaltó el ministro y concluyó: “trabajamos por la seguridad de todos y cada uno de los diecisiete millones de personas que habitan la provincia de Buenos Aires”.