MALCORRA SUGIRIÓ A LOS MIEMBROS DE LA OMC APURAR LOS CONSENSOS POSIBLES PARA LA MC11

La presidenta de la XI Conferencia Ministerial (MC11) de la Organización Mundial del Comercio, Susana Malcorra, urgió hoy a los miembros de la entidad a definir los temas con posibilidad de acuerdos multilaterales para el encuentro de diciembre en Buenos Aires, y sugirió que se establezca una hoja de ruta para que las cuestiones que están lejos del consenso se resuelvan en la siguiente conferencia en 2019.
Luego de participar la semana pasada en un encuentro informal con 40 ministros representativos de todas las regiones y niveles de desarrollo de miembros de la OMC en Marrakesh, Malcorra informó hoy sobre los resultados de esta reunión a los jefes de las delegaciones en Ginebra.
Al respecto, señaló que hay muchos temas en los que los miembros estaban lejos, por lo que necesitaban decidir cuáles estaban “maduros” para una decisión en la MC11 y cuáles no estaban aún listos pero pueden convenirse para que sigan su proceso “más allá de Buenos Aires” con vistas a alcanzarse acuerdos en el corto plazo.
“Hay vida después de Buenos Aires. Y si tenemos una combinación de resultados y procesos después de Buenos Aires, casi todo sobre la mesa podría ponerse dentro de aquellas canastas y el encuentro puede considerarse un éxito”, dijo la ministra a los jefes de las delegaciones de los miembros de la OMC.
Según su opinión, el acuerdo más probable para alcanzar en Buenos Aires es el de reducción de subsidios a la pesca pero admitió que había diferencias en cuanto al nivel de ambición en la MC11.
Malcorra sugirió que algunos elementos deberían acordarse durante la MC11 y otros podrían tomarse y concluirse en la próxima conferencia en 2019.
La diplomática resaltó que la agricultura está entre los temas y desafíos más importantes para los miembros, y se refirió, en especial, a las propuestas sobre las existencias públicas para la seguridad alimentaria, las reducciones de las ayudas domésticas que distorsionan el comercio y la reforma al comercio del algodón como los elementos en los cuales los miembros necesitan encontrar un piso común.
En Marrakesh, los ministros evaluaron también una serie de otros temas, incluyendo el comercio de servicios, el comercio electrónico y la facilitación para una mayor participacion en el comercio global de pequeñas empresas y emprendedores, explicó.
No obstante, sugirió que si un acuerdo multilateral no puede ser alcanzado sobre estos temas en Buenos Aires, se pueden acordar programas de trabajo para avanzar en ellos luego de la MC11.
Malcorra consideró que tan importante como algún resultado, es demostrar con claridad que el comercio puede ser inclusivo y traer beneficios a la gente en todo el mundo.
“Nuestros pueblos reclaman que los reflejemos y los incluyamos hagamos lo que hagamos en estos salones. En la actualidad, cuando hay introspección acerca de cómo afecta a la gente el comercio, necesitamos hacer todo lo que podemos para demostrar esto”, concluyó.
En tanto, el director general de la OMC, Roberto Azevêdo, llamó a que la MC11 deje compromisos para reforzar el sistema de multilateral y un programa para continuar la llamada Ronda de Doha, lanzada en 2001, para establecer nuevas reglas y mayor apertura al comercio global.
“Dejemos Buenos Aires con los miembros comprometidos a reforzar el sistema de comercio y con un claro camino a seguir para nuestra labor futura”, instó hoy Azevedo en Bruselas durante a una reunión del Comité Ministerial de Comercio del Grupo de Estados de África, el Caribe y el Pacífico (ACP) para examinar los preparativos de la MC11.