MACRI DIJO QUE LOS SOCIOS DEL NARCOTRÁFICO Y LOS CÓMPLICES DE LA DÉCADA PASADA VAN A TERMINAR PRESOS

El presidente Mauricio Macri dijo hoy que quienes “creen que se puede ser socios del narcotráfico van a terminar todos presos” así como aquellos que “fueron cómplices de lo que sucedió en la década pasada”, durante el acto de cierre de la campaña porteña de Vamos Juntos, en el microestadio del Club Ferrocarril Oeste.
Por su parte, la primera candidata a diputada nacional Elisa Carrió aseguró: “En un mundo armamentista y nuclear, la única unidad posible es la no violencia. Llegó la hora de sustituir al Che (Guevara) por (Nelson) Mandela y (Mahatma) Gandhi”,.
En el microestadio de Ferrocarril Oeste, ubicado en el barrio porteño de Caballito, Macri afirmó que quienes “creen que se puede ser socio del narcotráfico van a terminar todos presos”, ya que son “mayoría” en el país los que dicen “basta a las mafias, la corrupción, la extorsión, la prepotencia”.
“Ojo con aquellos que son cómplices de lo que sucedió en la década pasada, que creen que desde la política, el empresariado, el sindicalismo, se puede ser socio del narcotráfico. Van a terminar como los narcos, todos presos, todos presos”, sostuvo Macri, en medio de una ovación de los presentes, que llegaron al lugar pasadas las 10 de la mañana, algunos con banderas argentinas.
Previo al discurso de Macri habló Carrió, quien, junto con la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, fue la más aplaudida cuando ingresó al escenario.
Minutos antes, se había conocido la noticia de que la Justicia pidió el desafuero “inmediato” y posterior detención del ex ministro y actual diputado De Vido, en la causa por Yacimiento Carbonífero Río Turbio (YCRT).
“¡Qué caviar, qué champagne, nada”, exclamó Carrió con las manos en alto, algo que fue respondido por la audiencia con risas, aplausos y agites de banderas argentinas; actitud del público que se repitió cuando llamó a votar “en contra de las patotas, las prepotencias y los ladrones”.
Carrió finalizó llamando a votar el domingo por Vamos Juntos con una referencia pacifista: “En un mundo armamentista y nuclear, la única unidad posible es la no violencia. Llegó la hora de sustituir al Che (Guevara) por (Nelson) Mandela y (Mahatma) Gandhi”.
Rodeando el escenario de 360°, la escuchaban los principales funcionarios del gabinete nacional, entre ellos, los ministros de Trabajo, Jorge Triaca; de Transporte, Guillermo Dietrich; de Desarrollo Social, Carolina Stanley, además del titular del Sistema de Medios Públicos, Hernán Lombardi, quien se sentó junto al jefe de la cartera de Medio Ambiente, Sergio Bergman.
Junto a Vidal se sentó Ernesto Sanz, quien fue el artífice, junto a Carrió y Macri, de la coalición Cambiemos, que comenzó a principios de 2015 y quien fue abrazado largamente por la vicepresidenta Gabriela Michetti cuando llegó al lugar.
El jefe de Gabinete, Marcos Peña, no estuvo presente, así como el primer candidato a senador por la provincia de Buenos Aires, Esteban Bullrich, pero
sí lo hizo su compañera de fórmula, Gladys González, sentada en primera fila junto a Sanz.
En el caso de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, aceptó sacarse las tradicionales “selfies” con varias personas que se lo pidieron.
Antes de Carrió subieron al escenario el primer candidato a legislador porteño, Andy Freire, y el jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta, quienes llamaron a todos los porteños que no votaron en las PASO de agosto pasado que el domingo se hagan presentes en los centros de votación.
Según indicaron a Télam desde Vamos Juntos, este domingo esperan resultados similares a los de la elección anterior, aunque con un par de puntos más para Elisa Carrió, que alcanzó en las primarias el 50,15 % de los votos de los porteños.
Antes de la alocución de Freire, Rodríguez Larreta, Carrió y Macri, hablaron varios candidatos a legisladores y diputados, entre ellos el periodista Fernando Iglesias, quien hizo una alusión al 17 de octubre, que se celebra el Día de la Lealtad peronista, y se entusiasmó con la idea de que “el 23 de octubre empieza un país y se terminan los ’70”.
“Basta de violencia política, de creer que el que está del otro lado es un enemigo, el 23 de octubre empieza un nuevo país”, dijo Iglesias, quien destacó que “Cambiemos sacó, en lugares pobres como La Matanza, más votos que en 2015 y Cristina Kirchner menos, lo que significa que en el corazón del Conurbano está llegando el cambio”.
Cuando terminó el acto, Carrió, Larreta, Macri y Vidal subieron al escenario y luego hizo lo mismo la vicepresidenta Michetti, y otros candidatos, que saludaron al público en medio de un estallido de papelitos de colores.