Al filo del plazo perentorio fijado por la Justicia, el líder gastronómico Luis Barrionuevo devolvió este jueves las llaves de la sede nacional del Partido Justicialista luego de que se revocara su mandato como interventor.

El gremialista entregó las llaves y los libros de actas y contables a las 13:26, cuatro minutos antes de que se agotara el plazo que le había fijado el Juzgado Criminal y Correccional Federal 1.

Se resuelve así favorablemente el reclamo planteado por las autoridades electas, encabezadas por José Luis Gioja, que habían sido removidas en primera instancia y que, tras ser repuestas en sus cargos partidarios el 2 de agosto pasado, no habían podido ingresar al edificio de Matheu 130.

(Fuente: NA)