LUEGO DE UN MES DE INTRIGAS, EL PRIMER MINISTRO LIBANÉS SAAD HARIRI RETIRÓ SU RENUNCIA

25

El primer ministro libanés, Saad Hariri, retiró hoy la renuncia a su cargo que presentó el 4 de noviembre último desde Arabia Saudita y que provocó una crisis política en el país, luego de un mes de intrigas y ante el reclamo de sus aliados.

Hariri retiró oficialmente su renuncia después de una reunión extraordinaria del Consejo de ministros en la que todas las fuerzas políticas libanesas se comprometieron a disociarse de los conflictos regionales.

“El gabinete agradeció al primer ministro haber renunciado a su dimisión”, afirmó Hariri al leer un comunicado al término de la sesión del gabinete.

Todas las formaciones políticas libanesas representadas en el gobierno, entre ellas Hezbollah, están comprometidas con el mantenimiento de “buenas relaciones con sus hermanos árabes” y con no inmiscuirse en sus asuntos internos, dijo Hariri, citado por la agencia EFE.

La aclaración sobre la voluntad de acuerdo de todo el abanico político tiene como trasfondo la propia dimisión de Hariri, quien a principios de mes pasado aseguró que su salida fue provocada por un supuesto plan de Hezbollah para asesinarlo.

Esa denuncia, y sobre todo su anuncio desde Riad, ocurrieron en días en los que se recalentó la rivalidad entre Irán, aliada de la organización chiita acusada por Hariri, y Arabia Saudita, que tuvo su epicentro en Yemen aunque se expandió a toda la región.

La renuncia ahora retirada, ocasionó una crisis política nacional e internacional, por la larga permanencia de Hariri en Riad, que incluso el presidente libanés Michel Aoun consideró forzada.

La crisis fue desbloqueada por la intervención de Francia, cuyo presidente, Emmanuel Macron, invitó a Hariri a París el pasado 18 de noviembre, desde donde tres días después regresó a Beirut y puso en “suspenso” su dimisión a la espera de las negociaciones políticas.