Las inmobiliarias concretaron operaciones que estaban postergadas por la cuarentena y registraron precios con bajas de hasta 30% en dólares, durante la primera semana de apertura de las oficinas para la atención al público en el marco de la flexibilización de la cuarentena.


“Volvimos a hacer trabajo administrativo, muchos tour virtual, lo que ha habido es mantenimiento de reserva de las operaciones de febrero y marzo que quedaron postergadas y en su mayoría no llegan a un buen término porque los compradores quieren una baja de valor”, señaló a Télam el presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina, Alejandro Bennazar.

(Fuente: Télam)