Mucho se ha dicho y estudiado sobre la forma en que la generación millennial vive el amor. Pero quizás una de las características principales es que siempre surge una nueva tendencia que habla sobre las pesadillas que muchas mujeres y hombres viven cuando se trata del dating, y, a decir verdad, todos tienen mínimo una historia de terror.

 

“Conquistar hoy tiene sus pros y sus contras. Esto quiere decir que por cada buena experiencia con un chico, quizás te encontrarás con algún fiasco que te haga sentir que estás viviendo una pesadilla. Lo importante es no obsesionarte y no convertir esos episodios trágicos en una fobia que embruje tus relaciones”, dijo Rocío Cardosa, project manager de AdoptáUnChico. Así que, aprovechando que ya comienza la temporada para contar historias terroríficas, la experta enumera el top de los cinco peores miedos de las relaciones millennials.

 

Ghosting

Una de las formas más crueles de terminar cualquier tipo de relación, así como uno de los más grandes miedos cuando comienzas a conocer y tener confianza con una nueva persona, es que, de la nada, desaparezca. De esta forma, te hace dudar dudar sobre la química que hicieron o si, literalmente, estabas hablando con un fantasma.

 

Micro-cheating

Su smartphone y el sinnúmero de personas con las que puede conectarse, además de ser algo que desconoces, si hay desconfianza, puede ser la causa de todo un problema. Ahí es donde surge el temor de que tenga secretos que no debería, como chats en los que sólo “bromea” con coqueteos sutiles. Esto, con facilidad, puede convertirse en una pesadilla.

 

Benching

Quedarte en el banco suplente, o convertirte en su “plan b”, son otras formas de referirse a este miedo de ser la segunda opción a la que recurre cuando no tiene un plan mejor. Caer en el juego de una relación tóxica como ésta, es perder el tiempo con alguien que sólo aparece de vez en cuando.

 

Los stalker

Atreverse a salir de la zona de confort para conocer nuevas personas puede ser un reto, pues aunque lo que busques sea sólo una charla o salir con chicos interesantes, también vives con el temor de ser perseguida por un pyscho que te aceche en tu dating app y redes sociales. Afortunadamente, existe el botón de bloqueo.

 

El compromiso

Muchos expertos coinciden en que las dinámicas de las relaciones han cambiado mucho, por lo que mientras existen algunos cuantos que sí quieran sentar cabeza, la mayoría de los millennials saldrían corriendo en pánico al pensar en tener una relación formal que absorba todo su tiempo y planes por la obligación de formalizar, tener hijos o moldearse a los deseos de otra persona.