El balance de muertos del seísmo que sacudió la isla indonesia de Lombok aumentó a 436, indicaron el lunes las autoridades locales, y agregaron que los servicios de rescate continúan recuperando cuerpos entre los escombros.

“Los equipos de búsqueda y de rescate continúan evacuando víctimas sepultadas bajo los escombros de los edificios y por los corrimientos de tierra” provocados por el temblor del 5 de agosto, declaró un portavoz de la agencia encargada de la gestión de catástrofes en Indonesia, Sutopo Purwo Nugroho.

El número total de muertos aumentó así a 436, precisó.

Un balance anterior daba cuenta de 387 víctimas mortales.

Más de 1.300 personas resultaron heridas y cerca de 353.000 habitantes fueron desplazados, según el balance oficial.

(Fuente: NA)