LOS MÁS EMBLEMÁTICOS ATRACTIVOS SANJUANINOS

La Ruta 150, ubicada en el norte de San Juan, se convirtió en un nuevo atractivo turístico de esa provincia que permite recorrer tres circuitos emblemáticos de la zona: los valles sanjuaninos, el Parque Provincial Ischigualasto, y los característicos pueblos y cerros, como El Mirador, de gran riqueza natural y cultural.
El camino se caracteriza por su avanzado concepto tecnológico y vial, que se manifiesta en los seis túneles y doce puentes que se despliegan en su recorrido, que es parte del Corredor Bioceánico Central que une los puertos regionales de Porto Alegre, en Brasil, con Puerto Coquimbo, en Chile.
Además, conecta cuatro valles sanjuaninos y la precordillera y la Cordillera de Los Andes hasta el Paso de Agua Negra, vinculando a San Juan y el resto del país con Chile.
La ministra de Turismo y Cultura de San Juan, Claudia Grynszpan, señaló a Télam que “los circuitos de la Ruta 150 permiten descubrir tesoros geológicos, arqueológicos y geográficos en varias localidades sanjuaninas” y también recorren “los atractivos naturales más importantes de la provincia”.
El circuito 1, que arranca en Valle Fértil y describe los aspectos más importantes de la identidad y la vida rural sanjuanina, pasa por Chucuma, donde es posible visitar el Viejo Trapiche, por Astica, donde se encuentran el templo San Pedro Sierra de Riveros, una productora de dulces regionales y un importante centro de artesanos, y por Las Tumanas, donde se puede disfrutar del río del mismo nombre y de increíbles paisajes precordilleranos.
El recorrido continúa en San Agustín de Valle Fértil, donde los principales atractivos son el dique San Agustín, el centro cultural Pachamalui, la bodega artesanal Finca Don Antonio, el parque natural Valle Fértil, la Muestra de Dinosaurios de Ischigualasto y el Parque Aéreo Extremo.
El secretario de Turismo de San Juan, Roberto Juárez, consideró que “en esta zona se concentra una gran riqueza geológica” y sostuvo que por ese motivo “los paisajes, por el color de las piedras rojizas horadadas por el viento y la luminosidad, atraen muchos visitantes”.
En el primero de los circuitos, luego de pasar por Usno, Baldes del Rosario y Los Baldecitos, localidades que forman la Ruta del Arriero y que se destacan por los vestigios de su arquitectura tradicional, culmina en el parque triásico Ischigualasto, que es Patrimonio Natural de la Humanidad.
El Parque provincial de Ischigualasto es un área protegida de 275.369 hectáreas que resguardan una importante reserva paleontológica.
La superficie de este espacio refleja con claridad la diferencia de todo el período triásico en forma completa y ordenada.
Grynszpan afirmó que esa circunstancia “le brinda una característica especial a los paisajes rocosos y al reflejo de la luz solar, que a lo largo del día va produciendo un colorido espectacular”.
La ministra de Turismo y Cultura sanjuanina subrayó que “entre las actividades que se pueden realizar en este parque se destacan la observación de aves, el trekking, el mountain-bike y los recorridos en vehículos todo terreno”.
El circuito 2, que comienza en Jáchal y se denomina Aventura Andina, visita la localidad de San José de Jáchal, donde se encuentran el templo San José, un Monumento Histórico Nacional y el Eco Museo Ricardo Prieto, un espacio de tres salas y un parque abierto en el que se exhiben petroglifos, numerosos molinos de piedra, marayes y dos altares ceremoniales de gran tamaño.
Juárez puntualizó que “Arroyo de Agua Negra, con sus cámpings y su balneario de aguas vertientes, Pampa Vieja, con la Ruta de los Molinos, y Huaco, donde se encuentra el Molino del mismo nombre y el Área Natural Protegida La Ciénaga, completan una rica oferta para los turistas que visitan esta zona”.
El circuito 3, denominado Naturaleza y Tradición, arranca en Angualasto, que con su cerro Mirador permite obtener las mejores vistas de los valles sanjuaninos y del monumento al Cacique Pismanta y la capilla de Andacollo.
“Chinguillo, una localidad especial para el turismo rural, Colangüil, donde se encuentra el templo San Isidro Labrador, y el impresionante parque nacional San Guillermo son los atractivos salientes de este recorrido”, remarcó Grynszpan.