LOS JUJEÑOS DE FIESTA POR UN NUEVO ANIVERSARIO DE LA QUEBRADA DE HUMAHUACA COMO PATRIMONIO UNIVERSAL

38

Con coplas, carnavalito y una jornada de trabajo dedicada a la preservación del sitio, los jujeños recordaron hoy un nuevo aniversario de la declaración de la Quebrada de Humahuaca como Patrimonio Cultural y Natural de la Humanidad, el título conferido por la Unesco (Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) en 2003.
Tumbaya fue la localidad elegida este año para conmemorar la fecha que simboliza el reconocimiento a la cultura, a la tradición, a sus paisajes y a la gente de la quebrada jujeña, que conforman un sistema patrimonial de características excepcionales.
La actividades centrales se realizaron este mediodía en la explanada del Monumento a la Coya, a costado de la ruta nacional 9, donde las autoridades provinciales encabezadas por el vicegobernador de Jujuy Carlos Haquim valoraron esta declaración.
Haquim resaltó que “es una herramienta muy valiosa que tenemos los jujeños para mostrarnos al mundo”, pero acotó que “todos debemos estar consustanciados y comprometidos para mejorar las condiciones de nuestro patrimonio”.
También recordó que las gestiones por la declaración comenzaron a fines de la década del 90 pero que los resultados se vieron reflejados en el 2002.
Concluido el acto protocolar las autoridades se trasladaron a la plaza central, donde se desarrolló un espectáculo cultural y artístico presentado por alumnos de la Escuela 377 de Tumbaya Grande y la comparsa del Centro Tradicionalista Los Alegres de Tumbaya, interpretaron una zamba y el carnavalito.
También se sumaron las copleras de Maimará y profesores de los talleres libres de artes y artesanías de Purmamarca con un clásico repertorio musical, tras lo cual todo concluyó con una “locreada” en el salón parroquial.
En ese salón también fue lugar de encuentro para las comisiones locales de sitio para tratar temas relacionados a la gestión, cuidado y preservación del patrimonio de la quebrada.
“Nos sentimos plenamente orgullosos de pertenecer a nuestra Quebrada de Humahuaca, con todas sus tradiciones y una cultura viva transmitida por generaciones, es algo que nos identifica ante todo el mundo”, dijo hoy a Télam el intendente de Humahuaca, Leonel Herrera.
Humahuaca, inmersa en corazón de la quebrada, conserva sus raíces que se manifiestan en la cultura y el arte durante todo el año y, junto a otras localidades de la región como Purmamarca, Maimará y Huacalera, son escenarios para los festejos que comenzaron ayer con una velada musical en San Salvador de Jujuy con motivo del Día Provincial del Patrimonio Cultural.
“Fue un reconocimiento mundial al paisaje y a la tradición, aquí se conjuga lo ancestral con lo precolombino y lo religioso, lo que le da un matiz muy particular a la zona”, subrayó Herrera.
Las actividades por el reconocimiento a la quebrada se extenderán hasta el 7 de julio con un programa que se desarrollará en distintos puntos de la provincia, generando la participación no tan solo de los establecimientos educativos como prevé la ley sino de toda la comunidad.
“Los que buscamos a través de estas actividades es abrir espacios para el debate sobre nuestro patrimonio tanto material como inmaterial y de la importancia de revalorizarlo”, dijo por su parte el secretario de Cultura de Jujuy, Alejandro Aldana.
La Quebrada de Humahuaca abarca unos 170 kilómetros de valles y montañas trazadas de sur a norte. Sobre el cauce del río Grande, que la recorre íntegramente, las sierras presentan distintas tonalidades de acuerdo a los minerales que las conforman.
El proyecto que declara a la Quebrada Patrimonio Cultural de la humanidad fue presentado por el gobierno de Jujuy en diciembre de 2000, y en su momento recibió la adhesión del Congreso Nacional que aprobó la iniciativa y la candidatura.
Dentro del proyecto de conservación y desarrollo tienen especial participación las comunidades “kollas” y pueblos nativos de la Quebrada.
“Es un lugar donde el hombre vive y transita con una enorme herencia cultural en medio de un paisaje natural extraordinario constituido a lo largo de 10.000 años de historia”, decía la carta enviada en 2002 al director del Centro de Patrimonio Mundial de la Unesco, Francesco Bandarin, luego de que fuera oficializada la postulación de la Quebrada de Humahuaca.
Al contar con la declaración de la Unesco, la Quebrada de Humahuaca se convirtió en el noveno sitio de este tipo para la Argentina.
Esta gran maravilla natural, recibió también la distinción de “Paisaje Cultural”, una categoría en donde se reconocen patrimonios que albergan paisaje naturales combinados con sendas culturales.
La Quebrada de Humahuaca se incluyó en este rubro debido a que constituyó en paso obligado entre el Alto Perú y el Virreinato del Río de la Plata.