LOS CHINOS DUPLICARÁN SU CONSUMO DE CARNE EN 10 AÑOS, SEGÚN UN ESTUDIO

El consumo de carne vacuna en China se duplicará hacia 2027, al pasar de cuatro a ocho kilos per cápita por año, según estimaciones preliminares de una investigación de mercado encargada por el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (Ipcva) en ese país asiático y en Hong Kong, presentadas hoy en Shanghái.
En la segunda jornada de la feria de la alimentación SIAL China 2018, la consultora internacional Agribusiness presentó en el Pabellón Argentine Beef los resultados preliminares de un estudio de mercado que realiza en China y Hong Kong y que finalizará en julio próximo.
Según este trabajo, encargado por el Ipcva, los chinos pasarán de cuatro kilos de consumo de carne vacuna por año a ocho kilos en 2027.
El objetivo del estudio, explicó el vicepresidente de la entidad, Mario Ravettino, es “obtener una buena caracterización de un mercado muy complejo, con una certera radiografía de la estructura que nos permita identificar la demanda de carne, analizar la distribución, conocer el consumo doméstico e identificar las nuevas tendencias”.
Ravettino anticipó que cuando se finalice el trabajo se desarrollará un plan estratégico para el posicionamiento de la carne argentina en las principales ciudades de China y los segmentos clave del mercado.
Los especialistas de la consultora -con más de 20 años de experiencia en China- explicaron que la tendencia indica que la clase media de ese país es la que más rápido crece a nivel mundial y eso mismo hace que cambien las tendencias de la alimentación y que los ciudadanos demanden cada vez más carne vacuna y de mejor calidad, previéndose que para 2027 el consumo alcanzará los ocho kilos per cápita.
El mercado chino es muy complejo dado que coexisten sistemas de comercialización tradicionales con la creciente venta en grandes supermercados y el comercio electrónico, al tiempo que presenta diferencias culturales y gastronómicas muy mercadas en las diferentes regiones del país.
Actualmente, según los especialistas, la carne vacuna comienza a ser vista como proteína de muy alto valor en un mercado dominado por el consumo de cerdo.
Muy diferente es Hong Kong, una plaza mucho más sofisticada, que desde hace años demanda cortes de alto valor.
China posee una producción de carne muy fragmentada, con 53 millones de cabezas de ganado en manos de muy pequeños productores (95 por ciento de ellos no posee más de 10 animales), con una elaboración anual de 7,2 millones de toneladas de carne vacuna.
En ese contexto, si bien el Gobierno chino incentiva al sector, el creciente mercado interno seguirá sin poder autoabastecerse e incrementará las importaciones de carne, lo que constituye un aliciente para la producción argentina.