Los activos productivos presentan incipiente recuperación del 3 %

El Índice de Precios de los Activos Productivos (IPAP) elaborado por el Área de Economía del IAE Business School de la Universidad Austral muestra su valor en dólares constantes del año 2000. El IPAP es muy relevante para la evaluación de la marcha de la economía porque anticipa entre uno y dos trimestres lo que pasará con la inversión real (inversión bruta interna fija) uno de los componentes fundamentales del PIB.

El último trimestre del 2020 registró una incipiente recuperación de 3 % respecto del trimestre anterior, en el que se registró una caída interanual del orden de -7,5 %. Es importante destacar que el IPAP venía cayendo desde el tercer trimestre de 2018, bastante antes de la aparición del COVID-19.

Por otro lado, la brecha entre el IPAP y la IBIF persiste, pese a su reducción durante el último trimestre y se espera que el aumento reciente del precio de la soja tenga efectos en aras de minimizar esta brecha. Pese a su recuperación en el tercer trimestre a un 14,3% del PIB, por el aflojamiento de las medidas sanitarias restrictivas de la actividad económica, se trata de un valor muy bajo, tanto respecto del pasado de la Argentina como en comparación con la gran mayoría de países.

“Para que la inversión aumente será decisiva la capacidad de las autoridades de formular un plan económico y social sólido, y cumplirlo. Sin aumento de la inversión no habrá crecimiento sostenible, ni se incrementará el empleo y no será posible reducir la pobreza. Por cierto, como se demostró en la realidad y mencionamos en informes anteriores, haber acordado con los acreedores del Estado argentino es condición necesaria, pero no suficiente, para aumentar la inversión. También es necesario respetar la Constitución y las leyes nacionales y crear las condiciones para una rentabilidad razonable”, concluyen Juan Llach y Martín Calveira, Investigadores del Área de Economía del IAE Business School.