LOS 402 AÑOS DE BARADERO, CAPITAL BONAERENSE DEL MINITURISMO

La urbe más antigua de la provincia de Buenos Aires, Baradero, ubicada 142 kilómetros al norte de la Ciudad de Buenos Aires, cumplirá el martes 402 años, y lo celebra a partir de este fin de semana con espectáculos y propuestas para realizar miniturismo, según destacó el director de Turismo, Germán Betovalli.
Esta comuna de más de 32.000 habitantes, que es considerada como la capital bonaerense del miniturismo por la cantidad de visitantes que recibe los fines de semana y feriados para disfrutar de sus barrancas, sus balnearios y paseos, cuanta con la ventaja de ubicarse a casi la misma distancia de Rosario como de la Ciudad de Buenos Aires.
Sus tradicionales festivales de rock y folclore son un atractivo reconocido en la región y época en que los numerosos campings lindantes al río Paraná, y las 1.200 plazas hoteleras con que cuenta la ciudad, se colman de turistas.
Betovalli adelantó que los festejos del aniversario “se van a centrar en la Plaza Colón, con cine móvil y exhibiciones de circo callejero, todo el fin de semana, mientras que el lunes la celebración se instalará sobre todo en el Museo Municipal Alejandro Barbich, que también cumple 50 años”.
El sábado tocará en el escenario de la plaza Colón el grupo Cayetano que fuera revelación del festival de Baradero de este año, mientras que el domingo se presentará la cantante Jacinta Condomi con su banda.
“El martes -dijo el funcionario- se entregarán los premios 10 Baraderos a una decena de personalidades de la comuna por destacarse en sus actividades en favor de los vecinos, mientras que en los cuatro días en el Centro Cultural se ofrecerán espectáculos para niños”.
Como el festejo es en el frío mes de julio, los vecinos y visitantes no podrán trasladar la fiesta al balneario municipal, que desborda de bañistas desde noviembre en adelante, y que ahora muestra sus toboganes de agua vacíos pese a su intenso colorido.
El funcionario municipal explicó que la ciudad cuenta con “parrillas, casas de pasta y bodegones entre los que se destaca el Café de los Angelitos, como el del barrio porteño de Balvanera, ambos fundados en 1890,
El edificio de Baradero fue reciclado con un trabajo loable de puesta en valor por lo que hoy es lugar de cita obligada de la ciudad, para propios y extraños, quienes llegan sobre todo en los fines de semana largos y durante los festivales del verano.
Ahora la ciudad termina de construir su Paseo del Cristo, una reproducción del Gólgota para utilizar sobre todo en Semana Santa, donde realizar el más fidedigno Vía Crucis, como en otras ciudades de la provincia.
Otro lugar clave para conocer es la Pulpería El Torito, la Colonia Suiza, el Paseo de la Costanera, el Parque Sarmiento, el Museo del Delfín, el Museo de los Alpes a Las Pampas y la Iglesia Santiago Apóstol en el Casco Histórico coronado por las plazas Colón y Mitre.
La ciudad se encuentra ubicada junto a las barrancas sobre el Paraná de las Palmas y el río Baradero, sitio histórico donde llegó Hernandarias el 25 de julio de 1615 quien bautizò al lugar con el nombre de Santiago del Varadero, tal como lo estableció Hernando Arias de Saavedra en el acta que legó como primer gobernador.
El nombre de la ciudad proviene de su costa donde los barcos encallaban en el fondo barroso sin sufrir daños en su casco o su quilla, pero por un error ortográfico del entonces Rey de España, se cambió la V por la B con que se la conoce actualmente.
La antigua misión franciscana se incorporó al Virreinato del Río de la Plata en 1776 y mantuvo una población básicamente rural hasta la llegada de colono suizos en el siglo XIX cuando se comenzó a desarrollar como zona ganadera y agrícola.