La consultora Trust Corporate, explica los hitos económicos más destacados del año, donde sobresalen la guerra comercial entre Estados Unidos y China, el Brexit y la desaceleración del crecimiento económico mundial.

1. Guerra comercial: La tónica del año ha estado marcada por la guerra comercial entre Estados Unidos y China, donde las declaraciones de sus respectivos líderes han terminado repercutiendo en la economía mundial. “En las guerras comerciales ningún país gana y ha quedado en evidencia que la inestabilidad de acuerdos entre el país norteamericano y el gigante asiático ha hecho que ambas economías se vean afectadas”, explica James Hernández, cofundador y presidente de Trust Corporate. 

Esta guerra comercial ha afectado a lo largo del año a las principales bolsas de valores del mundo, ya que dependiendo de anuncio que se haga sobre la cercanía o no de un acuerdo comercial las bolsas cierran a la subida o a la baja. Esta inestabilidad ha influido de manera considerable para que los actores económicos e inversores acudan a otras opciones de inversión; los más arriesgados a las criptomonedas, y los mas conservadores a commodities como el oro.

2. Brexit: Ha sido otro tema latente durante 2019 y donde aún no existe acuerdo para que el Reino Unido salga de la Unión Europea. Esto ha generado incertidumbre política y económica, donde los más afectados podrían ser finalmente los británicos.

“Las consecuencias que tendría para Inglaterra dejar de ser miembro de la Unión Europea serían principalmente económicas, ya que es un país importador y podrían ver un aumento de costos a las importaciones, además de tener que lidiar con nuevos temas tributarios y de impuestos”, detalla James Hernández.

3. Desaceleración del crecimiento económico mundial: Los conflictos se han presentado a nivel global, no solo en Europa, sino que también en Latinoamérica y países árabes, donde el crecimiento de las naciones no ha sido el esperado según lo estimado a principios de año.

“Esta desaceleración se debe a la guerra comercial entre EE.UU. y China, a los conflictos sociales y geopolíticos que han sucedido en gran parte del mundo, la reducción de la producción y baja del consumo, además del alto nivel de endeudamiento de los países emergentes. Los Bancos Centrales y organismos de regulación de la moneda han tomado medidas como la baja de tasas de interés para favorecer el financiamiento y motorizar el aparato productivo así como el consumo. No se puede perder de vista el caso de Alemania, quien se encuentra en recesión técnica y de no aplicar correctivos inmediatos tiene una alta probabilidad de entrar en recesión el año entrante”, agrega el ejecutivo de Trust Corporate.

4. Criptomonedas: Las divisas virtuales han tenido una evolución inestable a lo largo del año, ejemplo de esto es el Bitcoin, criptodivisa con mayor participación de mercado, que comenzó el mes de enero estando a un precio de 3.703 dólares, alcanzó en junio los 13.826 y hoy su valor se encuentra alrededor de los 7.500 dólares.

“Estas fluctuaciones que presentan las monedas virtuales nos deben alertar acerca del momento oportuno en que se debe invertir en ellas, y antes de eso siempre es necesario preguntarse si se tiene la capacidad para asumir dicho riesgo”, concluye James Hernández, cofundador y presidente de Trust Corporate.