El exsecretario de Obras Públicas José López aseguró que el dinero que contenían los bolsos que llevó a un convento en General Rodríguez no es suyo sino de “personas vinculadas a la política” y que lo obligaron a trasladarlo ya que lo “usaron como chivo expiatorio” como parte de “una maniobra distractiva para poner la tención pública en otro lugar”.

“Me usaron como chivo expiatorio, como una maniobra distractiva para poner la atención pública en otro lugar agregando además ridiculeces inexplicables y que yo no tuve otra alternativa que obedecer”, dijo López.

“Cuando antes señalé que es dinero de la política es porque así me lo indicaron pero en realidad lo que quise referenciar es que ese dinero era de personas vinculadas a la política de las cuales no puedo hablar.
No es una persona sino varias y yo mismo no sé bien quiénes son todos ni quiero saberlo”, señaló el exfuncionario.

(Fuente: NA)