La empresa Loma Negra anunció el cierre de su planta de Sierras Bayas, la cementera más antigua construida en el país, pero tanto desde la compañía como desde la Asociación Obrera Minera Argentina (AOMA) de Olavarría, afirmaron que no peligran los puestos de trabajo.


En declaraciones a Télam, la vocera de Loma Negra, Belén Marty, informó que “todo el personal propio será reubicado”.


La compañía emitió un comunicado en el que detalló que en la planta de Sierras Bayas, en la que trabajan 45 personas entre empleados propios y contratados, “dejó hace tiempo de producir cemento y está dedicada a la molienda y embolsado de cementos especiales, cuya demanda se ha ido reduciendo producto de las nuevas tecnologías”.

(Fuente: Télam)