LLEGA AL PAÍS UNA CAMPAÑA QUE USA REALIDAD AUMENTADA PARA DIFUNDIR DERECHOS SEXUALES EN LENGUA DE SEÑAS

44

Las aplicaciones de realidad aumentada se convirtieron en una herramienta de inclusión para las personas sordas de Argentina que concretaron el proyecto “Decímelo a mí”, una campaña con información sobre salud sexual y reproductiva que se comunica escaneando con un celular una imagen, que se transforma en un video en lengua de señas.
La iniciativa fue del Instituto Interamericano sobre Discapacidad y Desarrollo Inclusivo, (iiDi) y el Fondo de Población de Naciones Unidas (Unfpa) e involucró a 100 jóvenes de Argentina, Costa Rica y Uruguay.
Tras capacitarse, los participantes identificaron los temas que serían abordados en la campaña hasta concretar los posters y postales -que incluyen un disparador- que, al ser escaneadas con un teléfono inteligente o tablet, muestran en la pantalla videos con mensajes en lengua de señas.
“El proceso hasta llegar a este desarrollo implicó empoderar a jóvenes con discapacidad que son líderes en sus colectivos”, explicó a Télam Judith Meresman, coordinadora de la iniciativa y especialista en Educación Sexual Integral.
Madurar la propuesta implicó subsanar las limitaciones, pues “son escasos” los materiales sobre salud sexual y reproductiva accesibles, con subtitulado, “por lo que se hizo un gran trabajo para adaptar los materiales”, contó la profesional.
Además, cada país tiene su propia lengua de señas, así que hubo que adecuar los mensajes a los códigos locales.
Para decidir los mensajes que se iban a transmitir, los líderes de cada país hicieron talleres en escuelas secundarias con jóvenes sordos donde reflexionaron sobre violencia de género, sexualidad, diversidad sexual, comunicación familiar y respeto por la intimidad.
En estos encuentros se seleccionaron las palabras o conceptos sobre los que se apoyó el proceso de elaboración de los materiales.
“Hay que tener en cuenta que si una persona sorda hace una consulta relacionada con su salud sexual y reproductiva siempre hay un intermediario, que es el intérprete de lengua de señas o el familiar que se comunica de esa manera y hace de nexo con, por ejemplo, el o la médica. Entonces, nunca tiene intimidad”, explicó Meresman.
Por eso, la idea de “Decímelo a mí” es difundir información que permita “conocimientos pertinentes a sus cuerpos y sus sexualidades. Como los materiales con información rigurosa imprescindible sobre cuidados y prevención no les resultan accesibles, esto genera que sus vías de información muchas veces sean informales, cargadas de mitos y falsas creencias”.
La argentina Julia Valmarrosa fue la referente en el país del proyecto, que incluyó una de sus áreas de investigación: la realidad aumentada.
Ella consideró que “las aplicaciones de realidad aumentada resultaron la herramienta que mejor se ajusta para que la información sea accesible y sirva como instrumento de acceso a los derechos para los y las jóvenes sordos, porque les habla a ellos en su lengua”.
Añadió que los avances tecnológicos “son muy importante en la vida de las personas sordas. Las redes sociales y los smartphones nos dan independencia y la posibilidad de acceso a la información. También nos dan la posibilidad de estar en contacto, comunicarnos con otros y vincularnos con información de todo el mundo”.
Todos los materiales pueden verse en el sitio http://decimeloami.com/web/, donde la comunidad sorda argentina encontrará, por ejemplo, mensajes sobre privacidad, relaciones con personas del mismo sexo, violencia de género, mas los que están dirigidos a sus pares de Costa Rica y Uruguay.
Para ver los videos de realidad aumentada desde el celular hay que descargar la aplicación gratuita Farst.
“Decímelo a mí” es “innovador y justo, porque convierte las necesidades de las personas sordas, con la ayuda de la tecnología, a su idioma, y cobra sentido el mensaje y la tecnología que se convierte en puente”, destacó la coordinadora de la campaña, que ya se presentó en Uruguay, Colombia, República Dominicana y Cuba.