LEVE RETROCESO DE LAS CONDICIONES FINANCIERAS EN JULIO, SEGÚN EL IAEF

23

Las condiciones financieras de la economía argentina retrocedieron levemente durante julio, tras haber alcanzado el mes anterior su mejor valor en diez años, debido a un aumento en la devaluación esperada y un menor dinamismo de los depósitos en dólares, entre otros factores, de acuerdo con un estudio del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF).
En julio, el Índice de Condiciones Financieras (ICF) se ubicó en 62.7 puntos, registrando un leve retroceso mensual de 1.9 puntos, explicado por un segundo retroceso en las condiciones locales, en tanto las externas tuvieron un nuevo avance, indicó el informe.
“Con todo, las condiciones financieras se ubican en zona de confort desde abril de 2016, es decir, hace más de un año en forma consecutiva, período que tiende a coincidir con la expansión que viene registrando la economía argentina, que ya acumula algo más de cuatro trimestres consecutivos de crecimiento respecto al trimestre anterior”, consignó el escrito.
“Es un resultado destacable, en tanto la economía argentina siempre creció cuando las condiciones financieras permanecieron en zona de confort por un lapso prolongado”, señaló el IAEF.
Las condiciones locales alcanzaron 30.8 puntos en julio, mostrando un retroceso de 3.6 puntos en el mes, por segundo mes consecutivo, si bien permanecen zona de confort desde febrero de 2016.
Este deterioro se explicó sobre todo por un aumento en la devaluación esperada, en paralelo a la relativamente rápida depreciación que sufrió el peso durante el mes, un menor dinamismo de los depósitos en dólares y un aumento del riesgo país, fenómenos que coincidieron con la decisión de Morgan Stanley Capital (MSCI) de posponer la re-categorización de la Argentina como economía emergente y el cierre de las candidaturas para las PASO a fines de junio.