Las cantidades vendidas por los comercios minoristas por el Día del Padre tuvieron un descenso del 6,4 por ciento frente a igual fecha del año pasado, informó este domingo la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

La baja es importante si se tiene en cuenta que el año pasado para la misma jornada los números se habían retraído un 3,7 por ciento.

El ticket promedio se ubicó en 680 pesos, un 19,2% por encima del 2017, pero la inflación anual fue superior, lo que muestra el cuidado del consumo.

El Día del Padre igualmente es una fecha que comercialmente viene perdiendo peso en los últimos años, ya que se prioriza más el encuentro con la familia que el regalo en sí.

(Fuente: NA)