Las cantidades vendidas por los comercios minoristas bonaerenses cayeron 1,9% interanual en junio y acumularon una baja de 3,1% durante el primer semestre del año, informó hoy la Federación Económica de Buenos Aires (FEBA).
La institución detectó desempeños negativos en todos los rubros relevados, con la excepción del sector de la construcción, que se expandió 1%, mientras que los ítems que presentaron bajas extendidas fueron el textil (-3,2%) y bazar y perfumería (-2,8%).
Las cantidades vendidas se redujeron en el 49% de los comercios relevados por FEBA, que basó su informe en datos propios.
El menor poder adquisitivo de la población sigue siendo la razón principal que mencionan los comerciantes como responsable de la caída en ventas, además del crecimiento de la venta callejera.
El 47% de los locales consultados expresó que la rentabilidad de mayo cayó respecto a igual mes del año anterior mientras que, para el 34%, el margen comercial no sufrió alteraciones, y para el otro 19%, aumentó.
En otro orden, las cantidades vendidas en los supermercados de los 24 partidos del Gran Buenos Aires habían registrado en abril una caída interanual de 3,1% y un retroceso acumulado de 7,7% en el primer cuatrimestre.
La FEBA consideró que “se observa una disminución en el ritmo de caída de los niveles de consumo en los últimos meses, lo cual despierta cierto optimismo”.
“No obstante, persisten señales de alerta debido a la escalada del dólar en la primer semana de julio, que podría acelerar nuevamente la inflación y provocar caída del poder de compra”, concluyó el informe.