La automatización inteligente, IOT y 5G pueden haber llegado en el momento oportuno

 

El brote del COVID-19 ha originado nuevas realidades que, hace solo unos meses, parecían inimaginables. Las directrices de quedarse en casa mantienen a muchas personas aisladas, y el distanciamiento social, junto con medidas como la limpieza frecuente de dispositivos tecnológicos, lavado de manos y superficies, parece ser la norma de ahora en adelante.

Adoptar estas medidas y este nuevo estilo de vida no ha sido fácil. En el caso de las empresas, han tenido que continuar sus operaciones garantizando una estricta distancia física entre trabajadores o clientes para evitar la propagación de contagios en sus instalaciones. Mientras mantienen los servicios fundamentales a los empleados de compañías de salud, entidades públicas, retail, manufactura, y transporte y logística, se les ha complicado mantener la distancia adecuada con otras personas.

Las transferencias para la compra-venta siguen ocurriendo en las veredas o a través de ventanillas de take-away para retirar los pedidos desde los vehículos. En las empresas de salud, los exámenes de extracción de sangre, tratamientos y otra clase de atención médica, requieren que los doctores estén cerca de los pacientes y aquellos que trabajan en la producción o depósitos, en algún momento deben entrar en contacto con colegas o clientes.

Sin embargo, a pesar de estos escenarios, se puede decir que son muy pocos los contextos en los que es posible cumplir completamente con las recomendaciones y requisitos de distanciamiento social. En este sentido, diariamente se van descubriendo varias instancias en las que la tecnología puede ayudar a los trabajadores y clientes a minimizar el contacto.

INTELIGENCIA ARTIFICIAL (AI)

 

Actualmente, el procedimiento de diagnóstico de pacientes se está llevando a cabo virtualmente o por teléfono para minimizar el riesgo de posible contagio entre pacientes y médicos. Desde el punto de vista social, esta práctica ha resultado muy valiosa, pero aún se encuentra que es práctica y evita el contacto humano, por ende, la propagación de la enfermedad.

Por el contrario, la Inteligencia Artificial (IA), basada en algoritmos de aprendizaje automático, puede dar un diagnóstico acertado según las afectaciones del paciente y llevarlo hacia el tratamiento adecuado. Con esta solución, el seguimiento de los pacientes puede realizarse sin contacto humano y solo se haría presencialmente de ser estrictamente necesario.

La combinación correcta entre IA y tecnologías de análisis predictivo pueden ayudar también a la eficiencia operativa de los hospitales, optimizar la utilización de activos y mantener los parámetros de desinfección de equipos necesaria.

INTERNET DE LAS COSAS (IOT)

 

El IoT ha sido ampliamente reconocido en el sector logístico y de manufactura. Sin embargo, llegó al sector salud en el mejor momento para optimizar también sus servicios. Existen ya termómetros habilitados para IoT que pueden usarse para tomar la temperatura de los pacientes a distancia. Igualmente, los pacientes pueden tomarse su propia temperatura y cargar sus datos a través de dispositivos móviles para ser monitoreados virtualmente por parte de su equipo de atención médica. De esta manera, los médicos pueden recolectar más datos eficientemente mientras reducen la exposición de sí mismos y de sus pacientes.

De la misma manera, existen sensores conectados a IoT que pueden ser extremadamente valiosos en la atención médica y en la industria retail entre trabajadores y clientes, así como en otros contextos como vehículos de transporte de pasajeros y fábricas de producción. Cuando no se guarda la distancia prudente para evitar contagios los sensores, a través de un dispositivo móvil, generan una alerta para que las personas se ubiquen correctamente.

Estas y otras soluciones son una realidad que benefician a todas las industrias y que, para el momento actual, pueden significar desde la eficiencia operativa hasta salvar vidas.

 

DISPOSITIVOS MÓVILES

 

La capacidad de moverse hoy libremente a desarrollar todo tipo de tareas de operación con ayuda de la tecnología de punta y sin estar atado a un cable, permite la eficiencia y seguridad de los trabajadores de todas las industrias. Cada colaborador de la empresa puede estar ejerciendo su función con la distancia prudente con respecto a sus compañeros, sin generar riesgo de transmisión de virus o infecciones. Existen soluciones de proximidad, las cuales con un dispositivo móvil de Zebra y sensores instalados en los uniformes o tarjetas de identificación de los trabajadores, se detecta la distancia entre una persona y otra. Si un trabajador se encuentra a menos de la distancia determinada como “no riesgosa” para la prevención de contagio, el dispositivo generará una alerta y trabajadores o clientes, sabrán que deben separarse.

De la misma manera, en la industria de la salud, las soluciones móviles han sido determinantes para tomar muestras de COVID-19, especialmente en aquellos hospitales de campo o puntos de testeos. Quien considere necesario hacerse la prueba, llegará al centro de atención móvil presentando su DNI, cuya información es capturada por un escáner móvil. Luego de tomar la muestra, el test es identificado con una etiqueta impresa y así es posible hacer toda la trazabilidad de los datos y el diagnóstico del paciente sin necesidad de estar dentro de un hospital o inclusive, bajarse del auto. Esto inyecta velocidad, simplicidad y, sobre todo, seguridad, al proceso de toma de pruebas.

5G

La información en tiempo real es fundamental para la trazabilidad tanto de personas como de activos, ya sea para monitorear el cumplimiento de órdenes recibidas en esta nueva “economía desde casa” o la ubicación actual de materia prima.

El 5G aumentará la velocidad de conexión, reducirá al mínimo el tiempo de respuesta web y multiplicará exponencialmente el número de dispositivos conectados. En otras palabras, las empresas podrán estar conectadas con su personal y sus activos, todo el día, y en el menor tiempo posible, formando así una red.

CO-BOTS Y SOLUCIONES DE AUTOMATIZACIÓN INTELIGENTE

Hoy por hoy, existen grandes razones para utilizar soluciones de robótica en entornos de almacenamiento y comercio minorista. Emplear co-bots para localizar artículos y llevarlos a las estaciones de embalaje, puede reducir los movimientos e interacciones de los trabajadores en una bodega. Igualmente, las soluciones móviles de automatización que recorren los pasillos de los locales para verificar si hay existencias agotadas o artículos extraviados.

Por supuesto, éstas últimas podrían emplearse también para entregar elementos esenciales, como alimentos y medicamentos a clientes y pacientes. En instituciones de salud, los robots podrían usarse potencialmente para medir la temperatura de los pacientes en el contexto actual, los co-bots podrían ganar protagonismo transportando muestras desde el punto de recolección hasta el laboratorio, reduciendo el movimiento del equipo médico.