Son los nuevos “Parri Pollos” o las nuevas “canchas de paddle”: las cervecerías explotaron en todo el país. Sin embargo, no son muchos los lugares donde disfrutar etiquetas como Cheverry, Beata, Strange, Minga, Waracha, Bierhaus, Gorilla o Grunge. importadas como Schöfferhofer y Fulls para los verdaderos amantes de esta bebida, Bros&Hops llega a Palermo.

No es novedad que en los últimos tiempos hubo un auge de las cervecerías, especialmente en algunas zonas hay una gran concentración de ellas. Aunque parezca que no hay espacio para nuevos nombres, Bros&Hops llega a Honduras 5916 para satisfacer a un público especializado en el tema.

Sus dueños, Juan Manuel y Juan Martín, aman más la cerveza que lo que ésta representa como negocio. Si bien hoy existen más de 1.000 lugares que ofrecen cerveza artesanal, la gente que realmente sabe de cervezas solo cuenta con 5 ó 6 opciones de calidad y a este público va dirigida esta nueva propuesta.

“Nuestra mayor expectativa es que nuestros clientes vengan a Bros&Hops y disfruten a pleno de esta experiencia. Queremos que en el bar, se sientan como en su casa, antes de llegar a su casa. Que por cada rincón donde caminen, sepan que todo lo que van a encontrar está pensado para que la pasen bien. Y que cada vez que decidan venir, vamos a estar esperándolos con la mejor energía, siempre”. Explica Juan Manuel Vilchez.

Bros&Hops investigó mucho para hoy poder brindar el mejor producto y servicio. Se preguntaron por qué el mismo estilo de cerveza del mismo productor, pero ofrecido en diferentes bares, tenía distinto sabor y aroma. La respuesta está en la importancia del cuidado y la limpieza del sistema de expendio de cerveza. Es por eso que, otro gran diferencial, está aquí.

Esta cervecería, sigue un procedimiento de limpieza de líneas recomendado por la Brew Association de Estados Unidos, con exigencias que contemplan limpiezas diarias, quincenales, y trimestrales. El objetivo es lograr que la cerveza de sus proveedores mantenga el aroma y el sabor exacto que ellos pretendieron al elaborarla. Además, tienen un proceso certificado para la limpieza de sus pintas (vasos), que consiste en 3 pasos utilizando 3 bachas diferentes. De esta manera se achica el margen de error de contaminación de la cerveza.

“Durante mucho tiempo se le ha permitido a los cervecerìas y a los bares que ofrecen cervezas, ciertas licencias, errores o descuidos justificados por el simple hecho de ser artesanales. Descuidando los estándares de los productores ’. Afirma Juan Manuel.

Muchos lugares incluso, utilizaron el óxido como recurso visual, objetos rotos y cosas viejas, suponiendo que van de la mano. Nosotros estamos convencidos que los procesos artesanales tienen que ser tan o más cuidados que los industriales. Por eso en nuestro bar está todo hecho nuevo, en perfectas condiciones, desde la cocina, las paredes, los baños, todo sigue un estilo buscado y bien hecho”, explican los socios.

El local cuenta con 300 mt2 divididos en dos plantas, la planta baja con un patio interno y 14 canillas, y una terraza calefaccionada al aire libre donde hay otra barra con 6 canillas de cerveza artesanal. Tiene capacidad para 250 personas y ofrecen hasta 120 cubiertos. En el diseño, priorizaron la comodidad: las mesas son grandes y sólidas, hay livings en la terraza y, estéticamente, es un ambiente coherente con la identidad gráfica que se trabajó para la marca.

Bros&Hops es una cervecería multi marca enfocada 100 % en la calidad del producto., cada cerveza seleccionada para la carta está elegida por su calidad de elaboraciòn. Sus dueños nunca ofrecerán una cerveza que ellos mismos no tomarían.

Entre las marcas que se pueden encontrar están Cheverry, Beata, Minga, Strange, Waracha, Bierhaus, Gorilla, Grunge. Tambièn cuentan con una canilla reservada para cervezas importadas tiradas como Schöfferhofer o Fuller´s y se irán sumando otras. Muchas de sus cervezas tienen medallas en diferentes concursos de cerveza artesanal, como ser South Beer Cup, Copa Argentina de Cervezas, Aro Rojo y copa Latinoamericana de Cervezas Artesanales. Los costos están adecuados a su calidad pudiendo obtener por $80 pesos la pinta en Happy Hour y por $110 pesos en horario regular. Además, existe la oferta de una canilla de cervezas artesanales importadas donde el precio de la pinta es a partir de $170 pesos.

Otro rasgo característico de Bros&Hops es la calidez de su personal, su cercanía y buen trato “Todo está pensado desde la hermandad. Por eso nos llamamos BROS, todo lo que suceda dentro del bar tiene que ser desde la buena onda, desde el buen trato, que se sientan cómodos. Que tengan libertades para sentirse en su casa”. De esta manera, entre calidad y calidez aseguran una experiencia única para elegir pasar “por casa” antes de llegar a casa.