MEJORAS HÍDRICAS FAVORECEN SIEMBRA DE GIRASOL

La siembra de girasol avanza en Buenos Aires y La Pampa luego de observarse mejoras en su estado hídrico y el progreso nacional alcanza 44,6 por ciento de las 1,8 millones de hectáreas proyectadas para la actual campaña, informó hoy la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

El avance intersemanal de 5 puntos porcentuales se concentró principalmente sobre las regiones norte de La Pampa-oeste de Buenos Aires, centro de Buenos Aires, sudoeste de Buenos Aires-sur de La Pampa y sudeste de Buenos Aires, indicó el boletín semanal de la Bolsa de Cereales.

Los lotes tempranos implantados en el centro de Chaco comenzaron a transitar etapas críticas de botón floral y floración, bajo una condición hídrica regular que podría limitar el potencial de rendimiento en aquellos ambientes más afectados, señaló el reporte.

Aunque la condición del cultivo oscila entre “normal” y “bueno”, la presión sanitaria presenta ataques de arañuela y mildiu, que infecta a la planta durante las primeras semanas tras la siembra y, sobre el centro-norte de Santa Fe, la oleaginosa desarrolla etapas de diferenciación foliar y botón floral con un buen estado hídrico.

No obstante, en algunos ambientes el desarrollo de plantas está demorado por la falta de temperaturas cálidas y la acumulación de excesos hídricos, que provocaron planchado del suelo durante las últimas semanas.

Por otra parte, la siembra de girasol avanzó sobre ambientes que lograron mejorar el estado de anegamiento en el centro y oeste de Buenos Aires, situación similar a la ocurrida en los núcleos del sur bonaerense, donde el área que ocuparía finalmente el girasol presenta gran incertidumbre y dependerá de cómo evoluciona el clima durante los meses de octubre y noviembre.