LAS FARC DICEN QUE EL CONGRESO “DESFIGURÓ” EL ACUERDO DE PAZ PACTADO CON EL GOBIERNO

17

El número dos de las FARC, Iván Márquez, aseguró hoy que el Congreso colombiano “desfiguró” lo pactado con el gobierno en el acuerdo de paz firmado hace un año, criticó a los parlamentarios por no considerar la paz como “el más elevado de todos los derechos”, y afirmó que el presidente tiene “una baraja de posibilidades que le otorga la Constitución para sacar adelante este proceso”.
“El desarrollo normativo del acuerdo de paz de La Habana, base de la construcción de nuestro futuro, transfiguró por momentos los edificios del Congreso en un mercado de transacciones de vicios y ambiciones que terminaron desfigurando lo pactado”, afirmó Luciano Marín Arango, alias Iván Márquez, al hacer un balance de la implementación del acuerdo de paz tras un año de la firma.
Pero también sostuvo que “el presidente Juan Manuel Santos tiene una baraja de posibilidades para sacar adelante este proceso de paz. El dice que no le va a hacer conejo (no va a estafar ) a la paz, pero necesitamos que actúe”, señaló citado por el diario local El Colombiano.
En ese sentido criticó “la poca visión y la insensibilidad” de algunos legisladores que considera que “no alcanzaron a ver o considerar que la paz es el más elevado de todos los derechos, el derecho síntesis sin el cual no será posible la materialización de otros derechos”.
La plenaria del Senado aprobó ayer jueves por mayoría el informe de conciliación de la Ley Estatutaria que reglamenta la aplicación de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) en el último día del “fast track”, el mecanismo de vía legislativa rápida para tramitar leyes y normas para la implementación del acuerdo con las FARC.
En la conciliación quedaron consignados los nuevos requisitos para los magistrados de la JEP, los cuales ya fueron designados, y ahora la Corte Constitucional tiene en sus manos la decisión de avalar o rechazar el régimen de inhabilitaciones que creó el Congreso a los jueces del sistema y que impediría la posesión de varios de ellos.
Igualmente, con lo aprobado en el Senado se habilitó la participación en política de los ex guerrilleros de las FARC, pero antes deben someterse ante la JEP, comprometerse a decir la verdad y reparar a las víctimas.
“Allí se ha desvertebrado el concepto de JEP que habíamos convenido con el gobierno en La Habana, ahora aparece como una jurisdicción especialmente concebida para las FARC, para una de las partes, cuando su presupuesto inicial era que este sería un componente de (…) justicia, reparación y no repetición para todos los involucrados en estos crímenes”, afirmó, citado por la agencia Efe.
Por ello, volvió a pedirle al presidente que salve “lo que debería ser la más grande obra de su gobierno”, el proceso de paz.
“El proceso de paz atraviesa un momento de crisis que puede ser pasajera si el Presidente de la República, haciendo uso de sus potestades constitucionales, asume exclusivamente las riendas de su conducción”, concluyó el ex guerrillero.