Las exportaciones argentinas hacia Israel totalizaron US$ 110 millones durante los primeros siete meses de este año, con un descenso del 9,5% respecto del mismo período de 2016, de acuerdo con un informe de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) difundido hoy.
En tanto, las importaciones argentinas desde Israel fueron por US$ 71 millones, con un incremento del 12,3% respecto de los primeros siete meses del año anterior.
“De esta forma, el superávit comercial argentino con Israel fue de US$ 39 millones y se redujo 33,2% en relación a igual período del año anterior”, indicó el informe de la entidad.
Además, las exportaciones argentinas hacia Israel alcanzaron US$ 196 millones durante 2016, con un crecimiento interanual del 7,6%, y se concentraron en el sector primario.
El principal rubro de exportación fue el de animales vivos y productos del reino animal que significó el 70% del total, mientras que el referido a productos de las industrias alimentarias, bebidas y tabaco tuvo una incidencia del 23%.
Las provincias que más exportaron hacia Israel el año pasado fueron Santa Fe y Buenos Aires, con el 37% y 35% del total exportado por la Argentina, respectivamente, mientras que la tercera ubicación la ocupó San Luis con el 12%.
En tanto, las importaciones argentinas desde Israel fueron por US$ 118 millones durante 2016, y este monto implicó una disminución del 2,5% respecto de las importaciones del 2015.
El principal rubro importado correspondió a productos de las industrias químicas o de las industrias conexas, con el 42% del total de compras nacionales, al tiempo que el rubro referido a máquinas y aparatos, material eléctrico y sus partes alcanzó el 32%.
El saldo comercial bilateral entre la Argentina e Israel significó un superávit para la Argentina de US$ 79 millones en 2016, y se incrementó 27,3% respecto del saldo del año anterior. Este aumento fue explicado en un 82% por el crecimiento de las exportaciones en el período, y en un 18% por la disminución de las importaciones argentinas desde Israel.