Larreta adjudicó departamentos en el Barrio Olímpico

En la actividad también estuvo presente el vicejefe de Gobierno, Diego Santilli, y el presidente del Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVC), Juan Maquieyra. Éste último remarcó que “hay más de 1000 familias que una vez que terminen los Juegos Olímpicos y reacomodemos los departamentos van a tener su lugar acá”.

Maquieyra precisó que los pre asignados “van a empezar a pagar el ahorro previo desde el mes que viene y ya en marzo del año que viene se van a estar mudando”.

Del 15 de marzo al 15 de abril se abrió la inscripción para comprar los departamentos que fueron construidos para alojar a los atletas que competirán durante octubre en los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018.

De los vecinos inscriptos, el IVC seleccionó a aquellas familias que cumplieron con todos los requisitos.

Los créditos que se otorgarán tienen la tasa más baja del mercado, se pagan a 10, 15, 20, 25 o 30 años, y las cuotas tienen un valor similar al de un alquiler. El ahorro previo exigido también es el más bajo del mercado, equivale al 6 % del valor de la propiedad y se paga en 9 cuotas entre julio de 2018 y marzo de 2019.

Además, el Gobierno de la Ciudad ofrece un subsidio del 14% del valor de los departamentos.

Los créditos se orientaron a los vecinos de clase media con ingresos formales e informales. Un 59% de los vecinos seleccionados corresponden a la Comuna 8 (Villa Soldati, Villa Lugano y Villa Riachuelo), mientras que un 17% pertenece a vecinos de las demás comunas de la Ciudad.

El resto se compone de un 12% de empleados de la Policía de la Ciudad y un 12% de docentes dependientes del Gobierno de la Ciudad.

El Barrio Olímpico está ubicado entre las avenidas Fernández de la Cruz, Escalada, Coronel Roca y la autopista Presidente Cámpora.

Cuenta con 31 edificios de 6 y 7 pisos, además de numerosos espacios verdes. En total, son 1.047 departamentos de 1, 2 y 3 ambientes, todos con balcón.

Los vecinos contarán también con un área de locales comerciales y servicios en las plantas bajas de los edificios.

A su vez, todo el barrio está proyectado como un lugar ambientalmente sostenible, con un sistema de eficiencia en el uso de agua y de energías renovables para minimizar el consumo energético.