El Gobierno de Salta instrumentó un Régimen Especial de Regularización destinado a incentivar el cumplimiento de las obligaciones fiscales, que incluye la condonación parcial o total de intereses, multas, recargos y sanciones vencidas al 30 de junio de 2017.
Desde el gobierno salteño informaron hoy que se trata de una medida integral que alcanza a quienes tienen obligaciones fiscales con la Dirección General de Rentas, del Ministerio de Economía provincial, y el Ministerio de Trabajo, Producción y Desarrollo Sustentable.
La condonación de intereses, multas, recargos y sanciones alcanza a quienes tienen obligaciones tributarias, laborales y ambientales, y la fecha límite para adherirse es el 15 de marzo de 2018, precisaron las fuentes.
El objetivo de la medida, que se pondrá en marcha la semana que viene, es incentivar el cumplimiento de las obligaciones fiscales, e incluye también las obligaciones que tengan un proceso administrativo o judicial iniciado.
Al plan de regularización podrán acceder todos los contribuyentes, tanto los que tengan obligaciones generadas en cabeza propia como los agentes de percepción y retención.
Las fuentes anticiparon que se podrá incluir, mediante este régimen, los saldos de planes de pagos, sobre obligaciones vencidas anteriores al 30 de junio de 2017.
Los beneficios en cuanto a la reducción de intereses son de 100 por ciento en intereses resarcitorios, punitorios y multas si se regulariza la situación hasta el 31 de enero de 2018; de hasta 75 por ciento si se hace entre el 1 y el 28 de febrero; y de hasta 50 por ciento si se realiza entre el 1 y el 15 de marzo.
Los pagos se podrán realizar en la Dirección General de Rentas y tendrá dos modalidades: al contado y en cuotas, que podrán ser hasta 12 para grandes contribuyentes; hasta 24 para mipymes cuando la deuda sea inferior a 500 mil pesos, y hasta 36 cuotas cuando la deuda supere los 500 mil pesos.
Para todos los casos de plan de pago, se aplicará un interés mensual del 3 por ciento.
Por otro lado, el plan de regularización también alcanza a quienes tengan deudas y multas por obligaciones laborales y ambientales, mientras que también se incluyen deudas del Registro de Operadores de Carne; canon y multas de la Secretaría de Minería; deudas por Canon de Riego y del Canon de agua para uso minero y de aguas subterráneas para uso industrial.
Asimismo, el plan de regularización se aplicará a las obligaciones que se adeuden en la Secretaría de Industria, Comercio y Financiamiento, por el otorgamiento de Certificados de Crédito Fiscal.