La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, sostuvo que la Eurozona mantiene “un crecimiento moderado” a causa de la debilidad del comercio internacional.


Tras la reunión del Consejo de Gobierno, Lagarde explicó que esta moderación refleja “la debilidad de las transacciones internacionales en un entorno de “incertidumbres globales que impactan negativamente en el sector manufacturero y la inversión”, informó la agencia Efe.


La presidenta del BCE consideró que el acuerdo comercial entre Estados Unidos y China “redujo la incertidumbre” y, en este sentido, puede tener consecuencias en la valoración de los riesgos a la baja para el crecimiento.

(Fuente: Télam)