La cantidad de puestos de venta ilegal callejera en la Ciudad de Buenos Aires cayó 14,5% en agosto respecto a igual período de 2018, pero registró un incremento de 32,7% en el cotejo con julio pasado, informó la Cámara Argentina de Comercio (CAC).


La importante suba registrada frente a julio pasado se explicó por la presencia de puestos en peatonales y sobre la calle Bartolomé Mitre y la avenida Corrientes.


Las diez cuadras más afectadas contuvieron al 65,2% del total de puestos ubicados en calles, avenidas y peatonales; asimismo, representaron 21,7% del total de las cuadras afectadas, lo que sugiere que controlando una pequeña porción de territorio se lograría una reducción significativa de esta actividad ilegal, sostuvo la entidad en un comunicado.

(Fuente: Télam)