La cantidad total de las escrituras de inmuebles en la Ciudad de Buenos Aires y en la provincia de Buenos Aires marcó en 2019 registros históricos a la baja, como reflejo de un año por demás complejo por efecto de la inestabilidad macroeconómica, la falta de financiamiento hipotecario adecuado y el cepo cambiario.


En el ámbito de la Capital Federal, las cifras de cierre del año corroboraron el escenario de crisis vigente en el sector, con una caída del 41,2% en la cantidad de escrituras respecto a 2018, al sumar 33.411 operaciones contra 55.892 del período anterior, la cifra más baja del registro histórico desde 1998.


Así se desprende del informe del Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires que reseñó que hasta hoy el peor año del sector fue 2014, cuando se registraron 33.703 escrituras, incluso por debajo del nivel de actividad de 2001 y 2002 a pesar de la crisis económica y social.

(Fuente: Télam)