LA VENTA DE COMBUSTIBLES CRECIÓ 5,7% EN JULIO Y SE CONSOLIDA LA TENDENCIA ALCISTA

40

Las ventas de naftas y gasoil al público volvieron a crecer en junio, esta vez un 5,7% interanual, y consolidaron la tendencia ascendente registrada en los últimos meses, según la estadística elaborada por la Secretaría de Recursos Hidrocarburíferos de la Nación.
En el primer semestre del año el incremento en el expendio de combustibles totalizó así una suba de 1,8%, frente a enero-junio del año pasado.
Funcionarios del Ministerio de Energía y Minería señalaron a Télam que “es previsible” que el incremento “se vaya acrecentando a lo largo del año, como consecuencia del repunte económico”.
Los datos oficiales muestran para la primera mitad del año un volumen de ventas en las estaciones de servicio de 7.906 millones de metros cúbicos de combustibles.
Si bien los datos se comparan con un período de descenso en el expendio, tras las medidas adoptadas por el gobierno nacional a comienzos de 2016, los analistas señalan que la tendencia es “ascendente” para lo que resta del año.
El incremento de las ventas en los últimos meses confirma además la preferencia de los automovilistas por los productos premium o ultra, de menor contenido de plomo.
En el primer semestre el expendio de naftas premium llegó a 1.332 millones metros cúbicos, es decir, 16,4% más que en igual período del año anterior.
Los dos segmentos (naftas y diesel) superaron los dos dígitos de aumento interanual en junio e incrementaron la rentabilidad de los expendedores, ya que se trata de los combustibles de mayor precio.
La demanda de nafta súper, por su parte, también tuvo un buen desempeño en el semestre, hasta 2.902 millones de metros cúbicos (10% de crecimiento interanual).
En tanto, el gasoil Grado 2 -destinado a las actividades productivas- recortó la caída que venía arrastrando, aunque se ubica aún 7,2% por debajo de lo vendido en los primeros seis meses de 2016.
En cuanto al mix de productos vendidos, las naftas componen el 52% de la canasta de combustibles adquiridos por los automovilistas, mientras el gasoil responde por el 48% restante.
Esa distribución se relaciona en forma directa con la evolución del parque automotor: de los vehículos incorporados a la flota circulante entre los años 2007 y 2016, el 79,5% corresponde a las unidades con motorización a nafta.
En este contexto, la petrolera con mayoría de capital accionario estatal, YPF, alcanzó el 54,6% del market share (participación en el mercado).
Entre las compañías privadas, la posición de liderazgo le cupo en junio a Shell, con 20,5%; seguida por Axion (del grupo Bridas), 12,4%; Petrobras (de Pampa Energía), 5,8%; Oil Combustibles, 3,8%; y Refinor, 2%.
La Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines (CECHA) había anticipado días atrás la continuidad de la tendencia ascendente en la comercialización de combustibles líquidos a través de las estaciones de servicio de todo el país.
La entidad reportó que para mayo un incrementó interanual de 6%, con un fuerte crecimiento de los productos premium a tasas del 23% para el gasoil y del 31% para las naftas.