LA VENTA DE AUTOS 0KM CON CRÉDITOS AUMENTÓ 57%

17
La venta de vehículos 0 kilómetro a través de créditos prendarios creció 57% en el primer semestre del año en comparación con el mismo periodo de 2016, empujada por la caída en las tasas de interés de referencia del Banco Central que de un año a otro pasaron de un 34,75% promedio anual a un 25,5%.
En al acumulado del primer semestre de 2017, según la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara), se patentaron 451.178 autos, lo que representó una expansión del 33,4% interanual.
De ese total, el 49,1% de las compras se realizó de contado, un 49,5% a través de prendas y un 1,3% por medio del leasing.
De esta manera, 233.333 vehículos 0 km se vendieron a través de crédito, cifra que resultó 57% superior a los 148.550 autos comercializados a través de esta vía durante los primeros seis meses de 2016.
“Comenzó a haber un mayor volumen de operaciones de venta con crédito prendario, desde que hubo baja de tasas en los últimos meses del año pasado, siguió durante los primeros meses de este año”, destacó a Télam, el gerente comercial de Toyota Compañía Financiera, Daniel Castro.
Indicó que “a eso se sumó que a través de planes especiales, logramos obtener volúmenes de financiación muy superiores a los mismos meses del año pasado”.
De acuerdo al balance presentado por la firma a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, el primer semestre cerró con una ganancia de $ 23,972 millones, que fue 48,27% superior a los $ 16,167 millones registrados en el mismo periodo del año pasado.
“Las tasas que tenemos están 10 puntos debajo del año pasado; y además implementamos una herramienta nueva que permite aprobar en línea el crédito, antes de ir a la concesionaria, y eso generó un 15% de operaciones más”, aseguró Castro.
La tasa de política monetaria del Banco Central se ubicó en el primer semestre del año pasado entre 38% y 31,5% interanual, en tanto que para la primera mitad de 2017, se movió de 24,75% a 26,25%.
De acuerdo a los números de Acara, el banco ICBC lideró el otorgamiento de créditos para la compra de 0 km con el 50% del total en el semestre, seguido por el Santander Río, 18%; y el HSBC con el 16%.
“Se están vendiendo más autos, porque lo que no se puede vender en Brasil se coloca acá. La crisis en Brasil es fuerte y hace que acá se venda muchísimo”, explicó a Télam, el gerente de financiamiento de Vehículos de ICBC, Iván Reynal.
Indicó que “acá hay una sobreoferta grande de vehículos, se ofrecen bonificaciones de precios y también de tasas de interés”, y comparó que “a principios del año pasado, como había faltante de autos, se cobraban sobreprecios”.
“Ahora se ofrecen buenos descuentos. Hay una agresiva política de tasa de interés. Y el crecimiento del crédito fue de 20% en comparación con el año pasado”, afirmó Reynal, quien destacó que el ICBC es “la única entidad que otorga créditos prendarios con UVA”, la Unidad de Valor Adquisitivo, atada al nivel de inflación.
Por su parte, desde el HSBC señalaron a Télam que “es muy fuerte el crecimiento en la demanda de préstamos prendarios”.
“Nuestras tasas, condiciones de producto y alianzas estratégicas que establecemos con los diferentes concesionarios hacen que HSBC sea una de las organizaciones líderes de servicios bancarios y financieros en este segmento”, aseguraron.
Precisaron que hubo “un crecimiento de 185% en cuanto al volumen de estos créditos de enero a julio de 2017 versus el mismo período del año pasado”, y añadieron que “en cuanto a las unidades prendadas vendidas, crecimos 110% tomando el mismo rango de tiempo”.
En tanto, voceros de PSA Finance Argentina, la financiera de Peugeot y Citröen, explicaron a Télam que “los resultados del primer semestre ascendieron a $ 87,8 millones, versus los $ 142,6 millones del mismo período de 2016, por la distribución de dividendos realizada, que significó que un mayor porcentaje de los créditos de la empresa sean financiados con fondos de terceros”.
Asimismo indicaron que “el crecimiento de la cartera de la compañía, que impactó negativamente en $ 11 millones, obligó a realizar mayores previsiones por incobrabilidad que no están asociados a cambios cualitativos en la morosidad o calidad de la cartera”.