LA UNIÓN EUROPEA BUSCA SUPERVISAR LAS INVERSIONES EXTRANJERAS DIRECTAS EN SECTORES ESTRATÉGICOS

20
La Comisión Europea (CE) propuso hoy un mecanismo, para que los estados miembros de la Unión Europea (UE) compartan información sobre inversiones extranjeras directas en sectores de interés estratégico del bloque, para “proteger empleos, la seguridad y el orden público”.
La Comisión quiere dar directrices a los países para controlar las inversiones extranjeras, pero “no forzará a ningún país que no quiera un mecanismo de seguimiento”, explicó el vicepresidente de la CE para el Fomento del Empleo, Jyrki Katainen.
Según el funcionario, la implementación del esquema incrementará la transparencia y aportará “un instrumento para reaccionar cuando extranjeros quieran comprar por razones estratégicas compañías europeas” que afecten los intereses de estados miembro y puedan perjudicar “la seguridad y el orden público”.
“Se trata de recolectar datos para hacer decisiones aún más conscientes”, explicó el funcionario, quien dijo que el mecanismo “se podrá usar cuando alguien utilice mal la apertura de la globalización contra nosotros: será una manera de proteger nuestros empleos, valores y estándares”.
Katainen mencionó como ejemplo la red energética europea: “En 10 años una compañía extranjera podría comprar una parte de esa infraestructura, pero si no sabemos que esa empresa en particular compró 20 piezas de esa red, podríamos encontrarnos en una situación política desfavorable”.
El funcionario de origen finlandés subrayó que, “en todo caso, las decisiones siempre permanecerán en manos de los estados miembro”, en un marco en que 12 de ellos tienen en marcha mecanismos de control de inversiones.
“Es bueno que sepamos sobre esas adquisiciones, aunque eso no quiere decir que las vayamos a restringir, la CE nunca lo haría, sólo los estados miembro”, agregó Katainen, citado por la agencia EFE.
Por último, insistió en que la Unión Europea quiere utilizar su presupuesto para “impulsar las inversiones y crear empleos, pero lo que nadie quiere es tener inversiones que podrían poner en peligro la seguridad nacional; queremos asegurarnos de que nada ocurra por accidente”.
La CE, con sede en Bruselas, Bélgica, comenzará entonces a analizar detalladamente los flujos de inversiones directas extranjeras dentro de la UE y conformará un grupo de coordinación con los estados miembro para determinar las preocupaciones y las soluciones estratégicas conjuntas.