LA RIOJA: MÁS DE UN CENTENAR DE DESPIDOS

55

Las Sociedades Anónimas con Participación Mayoritaria del Estado (Sapem) están pasando en La Rioja por una difícil situación en el plano financiero, una situación que en las últimas semanas se vio reflejada a través del despido de más de un centenar de trabajadores en distintos emprendimientos.

En base a la información existentes los despidos suman 85 en la firma Granjas Riojanas y 25 en La Rioja Vitícola, mientras que la empresa cunícola de la localidad de Sanagasta podría pasar a ser una cooperativa, de manera de preservar la mayor cantidad de puestos de trabajo.

El coordinador de Sociedades del Estado del Gobierno riojano, Hugo Trillar, dijo hoy que “la crisis económica nos obligó a reestructurar. En algunas firmas se efectuaron despidos y en otras se reestructuró sin tener que despedir”.

“La crisis financiera que hasta el momento se daba sólo en el sector industrial terminó golpeando también al grupo de empresas estatales. El presupuesto que tenemos para este año es menor al del año anterior. A partir del cambio en la dirección nacional de la economía, en la provincia no tenemos desarrollo en la parte privada”, destacó.

“Obviamente las SAPEM que no poseen ventajas comparativas de ninguna especie con empresas privadas, no están ajenas a esta situación. Lamentablemente se están tomando decisiones difíciles”, indicó.

“Analizamos la situación tratando de coordinar las necesidades de inversión y de financiamiento de gastos corrientes de acuerdo a los excedentes de recursos con que cuenta el Estado provincial una vez que esté cubierto el presupuesto que se destina a salud, educación, seguridad y justicia de sus habitantes”, comentó.

“Y todos los esfuerzos y modificaciones que se adopten tendrán como objetivo preservar la herramienta de desarrollo económico en su integridad y los puestos de trabajo”, manifestó por último el representante de las SAPEM.

En el caso de la empresa SAPEM cunícola, Laura Vergara, presidenta de la misma se refirió a esta al expresar que “tenemos que tomar decisiones porque los fondos que la provincia transfería a las empresas no los puede garantizar el año próximo”.

“Estamos viendo opciones para que siga trabajando. Una de ellas era pasar a la municipalidad de Sanagasta a los empleados o generar una cooperativa. Los empleados se oponen y estamos viendo las alternativas”, señaló finalmente Vergara.

“Hoy la empresa gasta $400 mil y vende por $200 mil pesos, lo que lleva al estado provincial a poner la diferencia todos los meses”, acotó Vergara.

Esta mañana los trabajadores protestaron en la calle frente a la fábrica por la situación. Johana Ríos, delegada de los trabajadores de la SAPEM de los conejos, dijo en la radio local Fénix que “nos enteramos de un día a otro que pasamos a ser miembros de una cooperativa. Queremos que nos garanticen la fuente de trabajo de todos los empleados”.

”La mayoría son madres solteras y viven en casas precarias, hay chicos que viajan 60 km por día para cumplir su trabajo, queremos una solución”, sostuvo Ríos.

“El frigorífico está trabajando muy bien como siempre, 3 mil conejos al mes, las cámaras están vacías, así que se vende lo producido. Hasta el momento, nos dijeron que las liquidaciones ya están realizadas y que no pueden ofrecernos nada”, aseguró Ríos al terminar su encuentro con la prensa local.