LA PROVINCIA DE LA RIOJA TUVO UN 96% DE OCUPACIÓN HOTELERA DURANTE LAS VACACIONES DE INVIERNO

23
Las 6 mil plazas hoteleras de La Rioja alcanzaron un promedio del 96% de ocupación durante las vacaciones de invierno, con picos del 100% en la última semana de julio en la capital provincial, en Chilecito, que cuenta con unos 1.500 sitios de hospedaje, y en Villa Unión, que posee alrededor 700, informó hoy la Secretaría de Turismo y Cultura riojana.
Famatina, Sanagasta y Arauco fueron otros de los destinos que recibieron una gran cantidad de visitantes en julio.
Los cinco circuitos turísticos diseñados para el invierno, que permitieron conocer la riqueza de los atractivos naturales riojanos, realizar actividades como cabalgatas, trekking, recorridos religiosos y excursiones por zonas inexploradas y disfrutar de la gastronomía típica de la región y del mejor vino torrontés, fueron claves para atraer al turismo.
El turismo aventura, con la práctica de aladeltismo y parapente en la ciudad de La Rioja y en Famatina, dos escenarios perfectos para esas actividades por sus vientos, también se constituyeron en fuertes atractivos para los visitantes que llegaron a tierras riojanas en invierno.
El secretario de Turismo y Cultura de La Rioja, Mario Andrada, señaló que “Chilecito recibió 21 mil turistas en julio” y dijo que los atractivos más visitados fueron “la Expo Artesanías, las cuestas de Miranda y Guanchín, la Estación N° II del Cable Carril y el Cristo del Portezuelo”.
“Estas visitas generaron un impacto económico de 22 millones de pesos, una cifra importante para esta región”, afirmó Andrada.
El parque geológico Sanagasta, que durante su recorrido permite apreciar nidadas de fósiles de dinosaurios y plantas de entre 65 a 95 millones de años, también despertó el interés de los turistas interesados en comprender la evolución, composición y comportamiento de aquellos grandes saurios y el medio en el que desarrollaron su existencia.
Arauco captó la atención de los visitantes con las Termas de Santa Teresita, que además de sus aguas curativas ofrece un paisaje único de una zona de montaña que se caracteriza por su pasividad a tan sólo 100 kilómetros de la capital provincial.
La intendenta de Arauco, Florencia López, afirmó que “la temporada de invierno fue muy buena” y aclaró que, aunque los números finales se conocerán en unos días “notamos que la capacidad de alojamiento, tanto en hoteles como en cabañas y campings, estuvo colmada a partir de la segunda semana de julio”.
El carrovelismo y kitebuggy en Vientos del Señor, una extensa superficie de de suelo arcilloso que se funde con un cielo diáfano para formar un escenario natural multicolor, fueron otras de la actividades que atrajeron a un gran número de turistas a Arauco.
El parque provincial El Chiflón, en Independencia, a 140 kilómetros de la capital provincial y sobre la ruta nacional 150, camino a Talampaya, también cautivó la atracción del turismo con sus bloques sedimentarios, que se pudieron disfrutar desde dos circuitos desde los que se pueden observar, desde miradores naturales, restos arqueológicos y geoformas.
El secretario de Turismo y Cultura riojano sostuvo que en este espacio “el color del paisaje, la aridez de la tierra y el silencio son los atractivos salientes”.
La Quebrada de los Cóndores, en el departamento Ángel Vicente Peñaloza, y la reserva natural en Sierras de los Quinteros, en la región conocida como Llanos Riojanos, en el sur de la provincia, también tuvieron un intenso movimiento turístico en julio.
La quebrada, además, permite realizar actividades como turismo aventura, senderismo, trekking y cabalgatas o simplemente disfrutar de la tranquilidad y los paisajes de esa zona.
Por último, el parque nacional Talampaya, declarado Patrimonio Natural de la Humanidad por la Unesco en 2000, constituyó uno de los sitios más visitados por los turistas por su valor científico y su singular belleza paisajística.
Andrada puntualizó que “la creación de este parque nacional permitió desarrollar el turismo en toda la provincia y crear un producto sólido como atractivo turístico”.
La reserva natural y cultural Los Colorados, en Independencia), el sitio arqueológico de Hualco, en San Blas de Los Sauces, la Vuelta al Pique en Chilecito, el Vallecito Encantado y la Banda Florida, en Felipe Varela, la Quebrada del Yeso, en General Lamadrid, la reserva provincial Laguna Brava, y el Cañon del Ocre y la mina La Mejicana, en Famatina, fueron otros de los atractivos riojanos que recibieron una importante cantidad de visitas.