El Gobierno bonaerense resolvió otorgar un 4% extra a los trabajadores estatales con los que había acordado un alza nominal del 15% para todo el año, por lo que el ajuste alcanzará el 19%.

Esta decisión fue tomada por la gobernadoras bonaerense María Eugenia Vidal en medio de la aceleración de la inflación por el traspaso a precios de la devaluación del 50% del peso en lo que va de 2018.

Según el Indec, la inflación de agosto fue la más alta del año, al llegar a 3,9%, y acumuló así en los primeros ocho meses de 2018 un avance de 24,3%, por lo que los salarios de los estatales bonaerenses continuarán por detrás de los precios.

 

(Fuente: NA)