LA POLICÍA DESALOJÓ UNA PROTESTA DE ORGANIZACIONES PIQUETERAS EN LA 9 DE JULIO Y BELGRANO

18

Una manifestación de organizaciones piqueteras que cortaban, desde este mediodía, el cruce de las avenidas 9 de Julio y Belgrano, frente a la sede del Ministerio de Desarrollo Social, fue desalojada esta tarde por la guardia de Infantería de la Policía de la Ciudad con camiones hidrantes y gases lacrimógenos.
Los manifestantes -varios de ellos encapuchados, con palos en la mano- se habían instalado en la avenida cerca de las 13, en un reclamo que incluía la instalación de carpas y ollas populares frente a la sede de la cartera que conduce Carolina Stanley.
Durante el desalojo fueron detenidos ocho manifestantes y un policía resultó herido, según fuentes policiales.
Entre las organizaciones que reclamaban por planes sociales y laborales se encontraban Quebracho, la Federación de Trabajadores por la Economía Social Limitada (Fetraes) y el Frente por Trabajo y Dignidad Milagro Sala, cuyos representantes fueron recibidos por funcionarios de Desarrollo Social y el Ministerio de Trabajo.
Antes de que se retiraran las organizaciones, integrantes de Quebracho comenzaron a arrojar piedras y cascotes a los efectivos policiales, lo que generó el desalojo por parte de las fuerzas de seguridad, que avanzaron por uno de los carriles del Metrobus con camiones hidrantes y gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes.
Durante la protesta y los incidentes posteriores, quedó interrumpido el servicio del Metrobus que circula por esa avenida y que hacia las 17 comenzó a normalizarse.
En la protesta se observaron manifestantes encapuchados, con palos y con cubiertas que quemaron sobre el asfalto de la avenida.
Según explicó a la prensa el defensor del pueblo, Alejandro Amor, presente en el lugar, unos 18 integrantes de organizaciones sociales se encontraban en el Ministerio de Desarrollo Social para abordar el reclamo de cooperativistas que piden un aumento del sueldo mínimo que perciben, de 4 mil pesos a 8 mil.
Amor señaló que “no sabemos bien qué pasó, pero los incidentes comenzaron mientras nos encontrábamos en la sede del Ministerio de Desarrollo Social”.
Después que las organizaciones se retiraron, se inició un operativo de limpieza para retirar los neumáticos quemados y las piedras y se rehabilitó el paso del tránsito.