LA PLAYA, LA ESTEPA Y LA CORDILLERA SON LA POSTAL DEL VERANO EN RÍO NEGRO

53

Las bellezas de la zona de la Cordillera de los Andes, los 200 kilómetros de playas sobre la costa atlántica, y la riqueza paisajística de la estepa son los principales atractivos turísticos de Río Negro para este verano, donde se prepara una nutrida agenda de actividades para la temporada.
La ministra de Turismo, Cultura y Deporte provincial, Arabela Carreras, señaló a Télam que “desarrollamos una diversidad de actividades para disfrutar el verano” y dijo que las mismas “apuntan a crear ámbitos tranquilos y seguros que permitan disfrutar de los paisajes, la fauna y la flora de toda la provincia”.
Carreras enfatizó que “potenciamos atractivos como Bariloche y la zona andina, que son fuerte generadores de visitantes” y sostuvo que “también vamos a poner énfasis en la zona costera, sobre todo en Viedma y San Antonio Oeste, en los balnearios El Cóndor y Las Grutas, y en la región de la estepa”.
La provincia patagónica cuenta con 200 kilómetros de playas de arenas finas y blancas que se caracterizan por la calidez y transparencia de sus aguas, por la tranquilidad, y por sus paisajes naturales.
Las playas Doradas, El Cóndor y Las Grutas atrajeron a 600 mil personas el verano pasado con actividades como el avistaje de fauna marina, terrestre y de aves, los paseos por bosques agrestes para disfrutar de la flora de la zona y los nuevos balnearios.
La secretaria de Turismo de Las Grutas, Nadina Gutiérrez, afirmó que “la tranquilidad de las playas, las aguas azules del mar y los altos acantilados hacen que nuestra zona costera sea una opción diferente para el verano”.
El balneario El Cóndor, ubicado a 30 kilómetros de Viedma, y que es el punto de partida de la denominada Ruta de los Acantilados, es una villa marítima también conocida como La Boca, por su cercanía con la desembocadura del río Negro.
El subsecretario de Turismo de Viedma, Gustavo Malek, destacó que a los atractivos naturales de las playas de ese balneario “le sumamos otros nuevos para el turismo, como caminatas, cabalgatas y avistamiento de fauna marítima y de aves”.
Las Grutas tiene extensas costas bordeadas por caracoles y por un paisaje agreste que se recorta sobre un paisaje de aguas verdes y cálidas que son ideales para el buceo deportivo y la pesca.
En tanto, Playas Doradas, cerca de Sierra Grande, es un lugar tranquilo con atardeceres que irradian un colorido particular.
La zona cordillerana cuenta con dos destinos salientes para este verano, que son Bariloche y El Bolsón, donde es posible disfrutar de los bosques a orillas de los lagos, ríos, cascadas y arroyos y de las combinaciones del verde y de los múltiples colores de las flores de la zona.
La ministra Carreras apuntó que “Bariloche es un destino para todo el año porque permite disfrutar de la movida nocturna en la ciudad o del silencio de la naturaleza del lago Nahuel Huapi”.
“También se puede pescar o realizar actividades de turismo aventura como kayak, cabalgatas en el bosque, caminatas o travesías”, agregó la funcionaria.
El Bolsón se destaca por sus senderos de montaña y porque ofrece vistas increíbles de los bosques cordilleranos y de los innumerables cursos de agua que embellecen esa zona.
Por su parte, el atractivo turístico saliente de la zona de la estepa rionegrina son las salinas del Gualicho, un oasis blanco que constituye la tercera superficie de sal más grande del mundo.
La máxima responsable de la actividad turística rionegrina explicó que este atractivo “permite realizar caminatas por superficies similares a las de la luna y visitas guiadas en las que se pueden apreciar los vestigios de la cultura tehuelche”.
El camino que conduce a este inmenso espacio blanco permite apreciar una vegetación típica de la estepa patagónica en la que sobresalen arbustos como el molle, el calafate, el neneo, la mata de fuego y la negra y las jarillas.
También cuenta con pastizales conformados por coirones y gramíneas perennes.