A pesar del fuerte freno que registraron las operaciones de compraventa de propiedades en los últimos meses a causa de la apreciación del dólar y el desplome del crédito hipotecario.

“Con la cosecha prevista para la campaña de 140 millones de toneladas de granos, en el sector inmobiliario tenemos muy buenas perspectivas para el año que viene”, dijo a Télam el titular de la Cámara Inmobiliaria Argentina, Alejandro Bennazar, según quien esa proyección del mercado “hace que el precio de las propiedades no baje” pese al parate actual.

“Hoy estamos en una meseta; el gran actor, que era el crédito hipotecario, tuvo un desplome prácticamente total; en lo que respecta a las escrituras estamos en los mismo números de principios de 2016 y de fines de 2015; en el sector venimos de una condición de ventas que fue prácticamente récord histórico y no podemos medir el mercado de los tres o cuatro últimos meses ni tomarlo como parámetro de lo que va a pasar”, agregó.

(Fuente: Télam)